Catalizador de oportunidades para desempleados y empresas, así se presenta el Programa Integral de Empleo Mos 3.0. El plan se encuentra en la fase de entrevista personal a sus cien participantes "para poder iniciar así cuanto antes el itinerario laboral adecuado e idóneo a cada uno de ellos, un itinerario individualizado, orientado a la mejora de la ocupabilidad de la persona desempleada, mejorando sus competencias profesionales adaptadas a las necesidades detectadas en colaboración con las empresas colaboradores del proyecto", señalan fuentes municipales. Y es que se trata de un plan en el que "se apuesta totalmente por el contacto directo y continuo con el tejido empresarial, persiguiendo cubrir la demanda de personal, con perfiles profesionales ajustados".

De las cien personas desempleadas que integran el plan, que estará activo hasta el próximo 31 de octubre, el 60% son menores de 30 años, el 25% mayores de 45, el 6% son personas en riesgo de exclusión social, el 5% está cobrando prestación o subsidio de desempleo y el 4% presenta alguna discapacidad.

El servicio fundamental que ofrece el plan Mos 3.0 es una atención personalizada, a la vez que grupal, a las personas participantes, que recibirán formación e intermediación laboral con las empresas con el objetivo final de alcanzar el máximo porcentaje de inserción.

Este proyecto supone una inversión de 321.000 euros, de los cuales 250.000 proceden de una subvención de la Xunta, y como aval se sitúan los otros tres anteriores programas, cuyos resultados se sitúan en una media del 66 por ciento de inserción laboral.