Unas 200 viviendas e los barrios de A Cruz, Vaquería, Vitureira y A Forna, de la parroquia de Budiño, dispondrán, en el plazo aproximado de dos semanas, de conexión al sistema de saneamiento. Así lo informaba ayer Manuel Carrera, exconcejal de Vías y Obras de Porriño, asegurando que se trata de una demanda "de más de una década".

Carrera señala que esta actuación "afectará positivamente a más de un millar de vecinos, dándoles la posibilidad real de desplazarse a vivir en dichas zonas a gente que así lo deseaba pero que, precisamente por este problema, no querían dar el paso de trasladarse".

Las obras, que han supuesto una inversión de 425.000 euros, fueron llevadas a cabo por Aguas de Galicia, cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural de Galicia (Feader) "y en las cuales yo mismo he mediado, tanto con los vecinos como con los encargados de realizar dichos trabajos, desplazándome desde el primer momento a Santiago para reunirme con el director general de Aguas de Galicia, Roberto Rodríguez, ofreciéndole el apoyo necesario para llevar a buen término estas actuaciones".