Vecinos de Casal, en la parroquia porriñesa de Budiño, se volvieron a concentrar ayer para pedir la eliminación del tráfico pesado en el tramo de la EP-2405 que pasa por este barrio. La promotora de la movilización, Enedina Oliveira, asegura que ya se han presentado escritos en el Concello y en la Diputación, titular del vial, "sin obtener respuesta alguna", de ahí que hayan valorado trasladar su protesta a la capital de la provincia.

Indican que a diario pasa un gran número de camiones, tráileres, transportes especiales y todo tipo de tráfico pesado, "en una zona próxima a decenas de casas en las que vivimos unos cincuenta vecinos". Así, reclaman "una ruta alternativa, que sí es posible, para este tipo de transporte, prohibiendo su circulación por este tramo y que sea de uso exclusivo para turismos y transporte colectivo".