La guardesa Ignacia Cadilla, bautizada por sus vecinos como la "abuela de A Guarda" ha cumplido esta semana 109 años, siendo así, según los datos del INE, la tercera persona más longeva de Galicia.

Para celebrar su aniversario, el alcalde, Antonio Lomba, y la concejala de Servicios Sociales, Teresa Vicente, acompañaron a Ignacia en su cumpleaños y le entregaron una placa conmemorativa, así como un ramo de flores y una tarta. La "abuela guardesa" agradeció la visita de los representantes municipales, durante la cual recordó el paso de las procesiones por su calle, las cuales acostumbraba a ver desde su ventana.

Ignacia, a quien le gusta jugar a las cartas y participar en la elaboración de las alfombras florales de Corpus Christi, goza de buena salud, a pesar de haber sufrido recientemente un pequeño susto. Por ello, sus familiares esperan poder seguir soplando velas junto a ella.