La Diputación de Pontevedra resolverá mañana viernes en pleno ordinario las alegaciones a las expropiaciones necesarias para comenzar las obras de mejora del cruce de la carretera provincial entre O Cerquido y Borraliño en Salceda de Caselas.

Así lo ha asegurado el diputado de Movilidad, Uxío Benítez, que ha anunciado que la corporación aprobará definitivamente el proyecto de este cruce entre O Cerquido y Borralino. Las obras se cifran en un presupuesto de 115.000 euros y desde el gobierno provincial confirman que podrían ser una realidad en las próximas semanas.

Para resolver la intersección de los caminos municipales Uxío Benítez ha explicado que se prevé la ocupación de nueve parcelas privadas que permitirán crear una nueva área pavimentada para delimitar los nuevos carriles.

Por otra parte, en dicha zona se instalarán dos elementos reductores de velocidad que limitarán la velocidad de los vehículos a 30 kilómetros por hora. También se reemplazará el sistema de iluminación actual y se instalará una nueva señalización vertical y horizontal adecuada al nuevo proyecto.

Uxío Benítez ha manifestado que la Diputación de Pontevedra está dando "prioridad absoluta" a las actuaciones relativas a la seguridad viaria, apuntando que "tenemos identificados peligrosos por toda la provincia a los que estamos dando solución. En el caso de Salceda de Caselas la demanda de acondicionamiento de este cruce es histórica, por lo que atendemos a la solicitud del alcalde".