Sabarís cuenta desde hace unos días con un nuevo observatorio de aves, una plataforma instalada por la Concejalía de Medio Ambiente de Baiona en la desembocadura del río Groba -junto a la playa de A Ladeira- con la ambición de divulgar el alto valor ecológico de la marisma de A Foz, un espacio natural protegido que forma parte de la Red Natura 2000.

Este equipamiento viene a suplir al observatorio que se había habilitado en el antiguo centro antena de Sabarís, cerrado hace más de dos años por falta de personal. Cuenta con una mesa interpretativa en la que se facilita información básica sobre las especies de aves más representativas de A Foz y dispone además de una plataforma de madera -cerrada perimetralmente y con una rampa para facilitar el acceso- que permite la observación de aves a un amplio número de personas, puesto que se pretende que sus principales usuarios sean grupos de escolares.

El observatorio, que domina el estuario del río Miñor, se ofrece además como balcón para quienes deseen simplemente disfrutar del paisaje de una forma respetuosa con el medio ambiente, por lo que cuenta también con dos bancos.

La nueva aula didáctica al aire libre forma parte de un proyecto más amplio llevado a cabo por la Concejalía de Medio Ambiente con apoyo financiero de la Xunta. En total, se han invertido 140.000 euros, que han servido para construir la plataforma de observación pero también para recuperar su entorno.

Entre otras actuaciones, el Concello ha levado a cabo en los últimos meses la retirada de vegetación invasora, en su mayor parte ejemplares de carrizo de la Pampa y Canna indica. De forma paralela se ejecutó un proyecto de limpieza de la basura y los escombros que se habían ido acumulando durante años en esta zona.