La propuesta de inicio de los trámites para un hospital transfronterizo costeado con fondos Feder en Tui es uno de los temas que se plantearán ante la corporación municipal tudense en el penúltimo pleno ordinario que se celebrará en este mandato municipal. Carlos Vázquez Padín, portavoz de Converxencia 21, es quien expone esta posibilidad y sus beneficios para dar servicio a un área de población de unos 100.000 habitantes que suman los del Baixo Miño (Tui, Tomiño, O Rosal, A Guarda y Oia) y los del Vale do Minho (Valença do Minho, Monçao, Melgaço, Vila Nova de Cerveira y Paredes de Coura).

La propuesta, que no es nueva, incluye que el Concello de Tui y la Cámara Municipal de Valença se pongan en contacto con los Concellos gallegos y las Cámaras Municipales portuguesas a las que el nuevo hospital podría dar servicio, para recabar su apoyo a esta iniciativa.

Propone que el Concello tudense y la Cámara valenciana se pongan en contacto con las autoridades gallegas y protuguesas y con la eurorregión Galiza-Norte de Portugal, para iniciar los trámites correspondientes a la construcción de un hospital transfronterizo cofinanciado con fondos Feder.

El Concello de Tui tendría que poner a disposición los terrenos para su construcción. Previamente, plantea C21 que el Concello tudense se ponga en contacto con el Hospital de Cerdanya, cuya construcción fue financiada en un 60 por ciento por fondos Feder, para asesorarse sobre los pasos a dar, al tratarse de un centro sanitario transfronterizo ubicado en Puigcerdá (Catalunya) que entró en funcionamiento en septiembre de 2014 para dar servicio a pacientes franceses y catalanes de la zona de Cerdanya.

Vázquez Padín compara la inversión sanitaria en Cerdanya, que ascendió a 31 millones de euros para atender a una población fija de 33.000 habitantes, con los 100.000 habitantes de la zona del Baixo Miño gallego y Vale do Minho portugués.

El Baixo Miño y el Vale do Minho carecen de hospital propio. Los portugueses tienen que desplazarse a Viana do Castelo y los gallegos a Vigo, con lo que un hospital transfronterizo para ambas comarcas miñotas supondría una mejora en la atención sanitaria de sus habitantes.