Ultimátum al gobierno del PP de Nigrán en minoría. No habrá presupuestos municipales ni Plan Xeral si la Rúa Mariñeiro no regresa a su estadio original, con doble sentido de circulación. La oposición al completo -PSOE, BNG, UCN y el no adscrito Ignacio Vilas- propone para el debate en el pleno de este jueves a las 10.00 horas, una moción en la que planta cualquier negociación con el equipo del alcalde popular, Alberto Valverde, hasta que cumpla el acuerdo plenario que instaba la restitución de la citada vía a su situación inicial.

Los populares perdieron la mayoría el pasado septiembre, cuando el exconcejal de Urbanismo Ignacio Vilas abandonó sus filas por discrepancias en la tramitación del Plan Xeral. Y los desde entonces 9 votos de la oposición, frente a los 8 que mantiene el gobierno, dieron luz verde en febrero a la devolución de la Rúa Mariñeiro al doble sentido. Trataban de revocar la reordenación que Valverde había impuesto en la calle para ganar 43 plazas de aparcamiento y seguridad vial en la zona, según refería un informe de la Policía Local.

Las quejas vecinales se desataron y los partidos adversarios del gobierno las respaldan. Los afectados apuntan a colapsos de tráfico y riesgos para los peatones en la Rúa dos Lagos, la única salida de vehículos hacia la carretera por la vía, estrecha y sin aceras. El cambio a dirección única modificó asimismo la ruta de los autobuses y obliga a los residentes en la parte alta de Panxón a realizar caminatas para llegar a la nueva parada.

Valverde mantiene la dirección única pese a diversos ruegos de los distintos grupos en las sesiones plenarias de marzo y abril. Y los portavoces socialista, nacionalista, centrista y no adscrito califican su actitud como "la menos democrática porque hace caso omiso al mandato de la mayoría". "Los partidos de la oposición vemos obviadas nuestras propuestas y el alcalde se atribuye la potestad, como si de un monarca absolutista o dictador se tratase, de cumplirlas o no", argumentan sus líderes.

Y el alcalde responde a la defensiva. Considera un "chantaje al gobierno municipal" la moción que trata de cambiar "una decisión respaldada por informes de la Policía Local y por la gran mayoría de los vecinos de la zona y de los hosteleros y comerciantes de Panxón a los que este gobierno también representa, que manifestaron por escrito las mejorías que el cambio de sentido trajo a la zona". "Si la oposición considera más importante modificar la circulación de una calle que respaldar la mejor propuesta de presupuesto que ha tenido Nigrán en los últimos años, demuestra que le mueven intereses políticos y no los vecinos del municipio", lamenta el regidor.