El Consejo Escolar del CEIP Xosé Fernández López de Porriño emitió un comunicado de condena y rechazo a la agresión sufrida por el conserje del colegio Fernando Barros Domínguez, "llevada a cabo por dos personas en la conserjería del centro, en horario lectivo y delante del alumnado".

"Del mismo modo mostramos nuestro sentir por el impacto emocional que sufrieron los alumnos del colegio por los hechos, doblemente afectados al tratarse de una persona muy querida por todos los niños", indican.