El acceso al casco viejo de Redondela desde el centro de la villa se mantendrá cerrado al tráfico durante dos semanas debido a las obras de reparación del muro del atrio de la iglesia de Santiago, que permanecía apuntalado desde hace más de tres años ante el riesgo de derrumbe.

Los trabajos, que comenzaron el pasado lunes, obligan a mantener la calle Telmo Bernárdez sin circulación de vehículos al menos hasta mediados de la próxima semana. Una señal advierte a los conductores que circulan por Alfonso XII de la circulación prohibida -excepto acceso a los garajes- a partir de la Praza da Constitución hacia el casco antiguo. La Policía Local habilitó trazados alternativos para los vehículos que se dirijan desde el centro urbano a la zona de Os Eidos o el barrio de Asnelle, que deberán dar un importante rodeo por la carretera PO-250 (Redondela-Pazos) hasta la nueva rotonda situada junto a la estación del AVE.

Para acceder desde el casco urbano hacia la parroquia de Ventosela el recorrido alternativo es por la carretera N-550 (Redondela-Arcade) hasta la curva de A Pantalla, en Cesantes.

Los trabajos para reparar el muro del atrio de la iglesia han obligado a desmontar los sillares de piedra en un tramo de unos veinte metros de longitud y unos cuatro de altura en el que en 2009 se produjo un abombamiento que amenazaba con su desplome. Previamente se procedió a numerar las piedras para, tras reforzar el talud, volver a colocarlas en su lugar.

El muro se encontraba desde hace más de tres años sostenido por varios puntales, que se colocaron de manera provisional a la espera de la intervención que ahora se pone en marcha, una demora que generó numerosas quejas de los vecinos, que temían que se pudiera producir una desgracia.

La situación del muro originó una curiosa protesta durante las pasadas fiestas de Navidad, cuando los vecinos adornaron con guirnaldas, bolas y figuras navideñas los puntales que sostenían las piedras con el objetivo de llamar la atención sobre este problema que tardaba en resolverse.

Desde el gobierno local de Redondela explican que el plazo de ejecución de la obra es de ocho días laborables, por lo que estiman que los trabajos puedan estar rematados para el próximo miércoles si no se produce ningún contratiempo. Asimismo piden disculpas por las molestias que el corte de la calle Telmo Bernárdez pueda causar a los vecinos de la zona.