13 de enero de 2013
13.01.2013

Fuegos artificiales por el centenario de Azucena

El personal de la residencia Castro Lar de Salceda la sorprendió con la tarta y este regalo

13.01.2013 | 01:00
Azucena Barbeito, en buena compañía, ante la tarta. // R. C. L. / E. G.

Azucena Barbeito Pereira celebró ayer sus 100 años de vida con mucha luz. Al anochecer, fuegos artificiales adornaron el cielo de Salceda de Caselas, con preludio y final de bombas de palenque; un regalo brillante y sonoro que, después de la tarta, le prepararon en la residencia Castro Lar, donde vive desde hace dos años.

La anciana nació en Caldelas de Tui, pero es en la casa familiar de Salceda de Caselas donde pasó los mejores años de su vida. Recuerda que acudía cada año desde Salamanca, donde vivió con su marido.

Cuando el paso del tiempo comenzó a pesarle en sus fuerzas y se dio cuenta de que precisaba ayuda, eligió para los cuidados esta residencia de Salceda, cercana a la casa que más amó.

Azucena Barbeito conserva la elegancia e interés por dedicar tiempo a su cuidado personal. Su habitación siempre está ordenada y cuida personalmente de su ropa. Sabe coser y todavía lo hace por gusto. Los momentos que le entusiasman están directamente ligados a las excursiones que se organizan en la residencia. Ella, que camina ayudada por un andador, pasea encantada en el vehículo.

Ayer por la tarde, familiares, amistades, residentes y personal, disfrutaron junto a la dama de una merienda con tarta y velas, pues pocas personas pueden celebrar el primer centenario con tan buenas facultades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca

LA MEJOR INFORMACIÓN, CERCA DE TI


FARO te ofrece un nuevo servicio de pasatiempos y juegos online

Disfruta desde tu ordenador o tu móvil de más de un centenar de retos como crucigramas o sudokus