El gobierno local de Redondela ha iniciado los trámites ante la Dirección General de Costas para el deslinde de la zona de A Telleira con el objetivo de ampliar hasta este lugar el paseo marítimo que se inicia en la desembocadura del río Pexegueiro.

Esta actuación fue desvelada por el portavoz del PP, Alberto Pazos, durante el último pleno de la corporación en respuesta a una moción presentada por la Agrupación de Electores de Redondela (AER) en la que solicitaba el deslinde para construir un paseo marítimo o sendero que llegue hasta las ruinas de las antiguas fábricas de tejas, y la limpieza y acondicionamiento de los restos del complejo industrial de Cesantes. La moción, aprobada por unanimidad, también solicitaba la creación por parte del Concello de un inventario de los elementos a proteger del patrimonio cultural redondelano en el que se incluya el complejo industrial de As Telleiras, y que también contemple su inclusión en el futuro Plan Xeral.

Pazos señaló que para proceder al desbroce y acondicionamiento de los restos sería necesario llegar a un acuerdo de cesión con los propietarios de los terrenos, puesto que la zona en la que se ubican las ruinas de las fábricas de tejas es de titularidad privada.

La zona de A Telleira fue objeto de un estudio en el año 2008 por parte del Obradoiro de Estudos Locais Fernando Monroy, que tras lograr el permiso de los propietarios, consiguió localizar y documentar varios restos de esta antigua industria. El trabajo de catalogación realizado por el colectivo cultural consiguió sacar a la luz varios hornos, cobertizos y explanadas para el secado de las tejas, y también se desbrozó la zona para organizar unas visitas guiadas por la zona con el objetivo de dar a conocer a los ciudadanos este valioso patrimonio.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos del Obradoiro de Estudos Fernando Monroy para que la zona pudiera ser recuperada como una ruta cultural o museo etnográfico al aire libre, la realidad es que con el paso del tiempo los antiguos hornos han vuelto al olvido, ocultos entre la maleza.

Una actividad industrial que dio fama a la villa

La zona de A Telleira de Cesantes albergó desde finales del siglo XVIII hasta principios del XX numerosas fábricas de ladrillos y tejas, una actividad artesanal que dio fama a la localidad y trabajo a muchos de sus habitantes. Se calcula que en los tiempos de máxima actividad las fábricas redondelanas eran capaces de producir cada jornada hasta 35.000 tejas y 5.000 ladrillos, situando a este municipio como uno de los puntos más importantes del sur de Galicia en este sector.

La actividad se perdió en 1928 con el cierre de la última fábrica asentada en la zona. Desde entonces, el lugar se mantiene en estado de abandono y cubierto de maleza.

El estudio realizado en 2008 por el Obradoiro de Estudos Locais Fernando Monroy consiguió documentar siete hornos de este complejo industrial, de los que cuatro se mantienen en un aceptable estado de conservación. Además se conservan restos de cobertizos, explanadas para el secado de tejas y otras dependencias de las fábricas.