26 de julio de 2012
26.07.2012
VAL MIÑOR

Rituales rupestres en A Cabeciña

Los petroglifos recuperados en Mougás revelan que el lugar pudo ser un santuario hace 4.000 años

26.07.2012 | 08:40
Dos jóvenes limpian líquenes del panel principal con petroglifos de A Cabeciña. // Jorge Santomé

A Cabeciña es un lugar mágico. Por su dominio del litoral de Oia y por una prehistoria ligada a rituales de prosperidad o de iniciación. Este "santuario rupestre", cuya recuperación han llevado a cabo alumnos de la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes de Galicia por encargo de la comunidad de montes de Mougás, ya tiene fecha para recibir a sus primeros visitantes, el próximo 18 de agosto, guiados por la asociación Acamo.

Siempre quedan cabos por atar e incógnitas por resolver, pero el arqueólogo Fernando Javier Costas Goberna no duda al definir el conjunto de A Cabeciña, en Mougás, como un "santuario rupestre" que los habitantes de Oia utilizaron hace al menos 4.000 años. Como asesor de los trabajos de recuperación realizados la semana pasada por alumnos de la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Galicia, Goberna incide en que el conjunto de grabados prehistóricos que esconde este lugar revelan su uso ritual.
Sus petroglifos se pueden considerar mensajes de una sociedad supersticiosa "a los espíritus que controlan las fuerzas de la naturaleza", señala Goberna, que vincula la temática de los diseños de A Cabeciña con los empleados las cámaras funerarias de la cultura megalítica. "Aquí pierden el valor de mensaje a los seres de ultratumba y, por su ubicación dominante sobre las zonas de cultivo, nos hacen pensar en rituales para favorecer la vida y las condiciones de la comunidad o, incluso, rituales de iniciación", explica.
Un equipo de ocho personas completó a finales de la semana pasada el rescate del yacimiento, labor dirigida por María Varela, que explica que la finalidad de estos trabajos es "recuperar una visión de cómo era el conjunto en su origen".
Además de hacer más visible el "denso" panel central de arte rupestre, el equipo arqueológico ha descubierto grabados ocultos "hasta en recovecos" e incluso varios cantos rodados con señales de abrasión y "tallados por la mano del hombre" que dan la impresión de herramientas prehistóricas que "podrían haber servido incluso para realizar los propios grabados en la piedra", indica María Varela.
Con todo el material recuperado elaborarán un informe sobre las características del yacimiento en el que incluirán además recomendaciones para que la comunidad de montes, que promovió los trabajos, pueda conservarlo.
Los comuneros tienen la intención de musealizar el espacio y planean ya visitas guiadas al recinto organizadas por la asociación Acamo. La primera será el próximo 18 de agosto. La secretaria de la entidad, Isabel Vicente, recuerda además que está prevista la instalación de paneles informativos y señalización para que el visitante pueda conocer más detalles del yacimiento, en cuyo entorno piensan ya restaurar una fortificación que data de la época de los castros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes