22 de enero de 2012
22.01.2012
VAL MIÑOR

Polifonías de raíz

Cantares do Brión, de Vincios, cumple un año como único coro tradicional de la provincia

23.01.2012 | 09:30

Entre foliadas, muiñeiras y alalás, al ritmo de panderetas y tambores y arropado por las gaitas, el coro tradicional Cantares do Brión lleva cuatro años abanderando desde la parroquia gondomareña de Vincios la música polifónica tradicional en la provincia, donde la agrupación es única en su género.

Con una forma de hacer música "más natural" que las corales clásicas, la agrupación Cantares do Brión, de Vincios, abandera desde su gestación, en 2008, la música polifónica popular en la provincia. Sus 65 miembros se consideran herederos de una tradición que desde finales del siglo XIX ha dado nombres a la cultura gallega como la ourensana Coral de Ruada, Toxos e Froles, de Ferrol, Cantigas e Agarimos, de Santiago, o Cántigas da Terra, de A Coruña, que durante décadas han contribuido a la supervivencia de una música de raíz que aún goza de buena salud.
Como prueba, el director de la agrupación gondomareña, Pablo Rial, recuerda con entusiasmo cómo al "reducido" grupo de personas que emprendió el proyecto folclórico hace cuatro años se fueron agregando "casi en avalancha" coristas no solo de Gondomar, sino también "de Nigrán, Vigo, Condado, Pontevedra o el Baixo Miño".
"No hubo casting", explica Rial, "porque no queremos ser perfeccionistas, sino buscar la voz natural que requieren las piezas populares que interpretamos". Es por eso que la agrupación abrió sus puertas a todos, con o sin formación musical y de edades tan diversas que hoy comparten afición "desde una niña de 14 años hasta un hombre que supera los 70".
En este punto en que ha cumplido su primer aniversario sobre los escenarios, el coro no puede asumir más incorporaciones, aunque su director cree que sería un buen "proyecto de futuro" establecer una escuela para formar nuevos talentos y garantizar el relevo generacional que "está costando mucho a otros grupos".
Todos los miembros de la agrupación colaboran con una pequeña cuota mensual a sufragar los gastos corrientes del coro, que, según su tesorera, Miriam Rodríguez, es "solvente" y recibe además ayudas puntuales de empresas de la zona y del Concello de Gondomar. Pero los propios coristas –algunos de ellos familiarizados de antes con el folclore tradicional gallego– se responsabilizan de la fabricación de algunos instrumentos, del vestuario e incluso de componer canciones originales.
Su repertorio está integrado en su mayor parte por piezas de los coros históricos, pero pueden presumir de cantar algunas propias. "Luis Correa, uno de los miembros de la agrupación, ha compuesto ya varios temas como la Foliada de Vincios o Na touba do brión, esta última a partir de unas coplas recogidas a Rosalía Hermida, una vecina de la parroquia", explica Pablo Rial.
"Se trata de continuar una tradición y también de abrir nuevos caminos", apunta por su parte el presidente de Cantares do Brión, Xosé Manuel García Crego, que agradece el respaldo constante que recibe la agrupación por parte de la Comunidad de Montes y del Centro Cultural de Vincios.
De momento sienten que sus esfuerzos están dando fruto y a su breve carrera musical, con recitales en varios municipios de la provincia, se sumarán este año que acaba de comenzar conciertos en Ourense, Vigo, A Baña y, por su puesto, Gondomar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes