Los vecinos de Parada de Achas, en A Cañiza, se mostraron ayer dispuestos a "luchar con uñas y dientes" para evitar que Arbo se lleve agua del río Calvo en un trasvase que consideran fuera de sentido.

Desde hace meses, los vecinos están inquietos porque la obra hidráulica del Concello de Arbo, con apoyo de la Xunta, amenaza con reducir el caudal de su río. "Mira cómo baja, estamos en invierno y lleva muy poca agua. ¿Te imaginas en verano, si retiran trece litros por segundo?," asegura César Estévez, presidente de la Comunidad de Montes.

La captación, para la que todavía no hay estudio de impacto ambiental, prevé una obra que los vecinos consideran "faraónica" y que, según afirman, les impedirá usar las levadas de derechos históricos de riego de las fincas –algunas con viñedos–, el uso de molinos tradicionales, plenamente operativos, y dejarán este afluente "en el corredor de la muerte". "Ellos dicen que el río es de todos, no es nuestro, estamos de acuerdo, pero si es así que lo dejen estar donde está, que no cambien su cauce", añade Estévez.

Marcos Álvarez, vocal de la asociación de vecinos, afirma que el alcalde de Arbo, Xavier Simón, conoce muy bien las demandas de Parada "porque Arbo pretendió antes realizar la captación del agua en la parroquia de Cabeiras de su propio municipio y él, entonces como concejal del BNG, movilizó a los vecinos en contra del gobierno local del PP para evitar que hubiera esa captación y lo consiguió, pero ahora dice que seguirá adelante, y lo que no quería que le hicieran a él nos lo harán a nosotros".

"Quieren buscar agua donde sea pero fuera de Arbo, donde tienen mucha agua", añade José Manuel Lorenzo.

"Yo creo que la solución para ellos sería captar agua del río Deva, a donde a fin de cuentas va el río Calvo, que pongan una depuradora en condiciones y no nos perjudiquen a nosotros", declara Dolores Romero. "Con el tiempo de crisis que estamos no se puede gastar un millón de euros en llevar el agua desde Parada a Arbo, ese dinero podría usarse para hacerlo más barato en Arbo", dice por su parte César.

Apuntan que el Calvo es el unico recurso hidrico de Parada de Achas, mientras que Arbo posee otros muchos y por esa razón no están dispuestos a ceder en su empeño de evitar que el proyecto siga adelante. "Lo que tienen que hacer en Arbo es un uso responsable del agua", aconseja otro vecino.