09 de agosto de 2011
09.08.2011
Val Miñor

Baiona insta a la Xunta a controlar el bus nocturno para minimizar el botellón

El alcalde reclama que se fleten más vehículos a última hora con el fin de desalojar la villa más rápido y evitar episodios como la paliza a un vecino el pasado fin de semana

09.08.2011 | 09:57

Acabar con el impacto negativo del botellón en el casco histórico es uno de los asuntos que más preocupa al gobierno de Baiona en pleno agosto, especialmente después de los disturbios del pasado fin de semana, en los que dos jóvenes que bebían en la calle apalearon a un vecino por derramar involuntariamente una copa que se encontraba en el suelo. La investigación sigue la pista a los autores de la paliza, aunque ya los tiene identificados. Y el alcalde, Jesús Vázquez Almuiña, insistió ayer en que comprende y apoya a los indignados residentes en el casco histórico, por eso trata de atajar el problema desde varios frentes. Además de reforzar la vigilancia con tres patrullas de la Policía Local y solicitar apoyo de la Guardia Civil, el gobierno local insta a la Dirección Xeral de Mobilidade de la Xunta a controlar la línea de autobús que las noches de viernes y sábado trae a la villa real cientos de jóvenes procedentes de Vigo.
Pese a que el Ejecutivo gallego eliminó el "Noitebús", la empresa concesionaria de la ruta entre la ciudad olívica y Baiona, ATSA, traslada a usuarios del ocio nocturno baionés en vehículos hasta las 23.50 horas. Los viajes de regreso a Vigo comienzan a las 7.00 horas, según informaban ayer desde la estación de autobuses viguesa, donde indicaron que la compañía fleta varios buses en función de la demanda que se presente cada noche.
El Ayuntamiento ha remitido a Mobilidade un informe completo en el que aparecen estos datos y las consecuencias de la llegada masiva de jóvenes, muchos de ellos incluso cargados con bebidas. Vázquez Almuiña aclara que el Concello no reclama la eliminación de este servicio ni trata de perjudicar la actividad de la empresa que lo explota, sino que solicita a la Xunta que lo controle y que, a través de la coordinación con la compañía, mejoren las condiciones de seguridad para todos. Así, sugiere que la empresa dote de más vehículos los viajes de vuelta, con el objetivo de desalojar la villa real lo más rápido posible.

Reunión con vecinos hoy

Pero la intervención en el transporte público no es la única medida que lleva a cabo el gobierno local. Tras gestiones con la Subdelegación del Gobierno, la Guardia Civil ha intensificado la presencia de madrugada. El regidor también ha mantenido un encuentro con vecinos afectados y los recibirá de nuevo hoy a las 13.00 horas.
También ha convocado en los últimos días a los propietarios de locales de copas para solicitarles colaboración, así como a los directivos de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Baiona (Aceba) y en las dependencias municipales se realizan los trámites correspondientes para redactar una ordenanza relativa al botellón que garantice la convivencia entre el ocio nocturno, el descanso de los vecinos, la seguridad y la limpieza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes