02 de agosto de 2011
02.08.2011
Faro de Vigo
Louriña

Un refugio animal mancomunado

La protectora de Porriño y de Mos lleva 15 años ayudando a las mascotas de forma gratuita

02.08.2011 | 08:30
Una colaboradora, con un cachorro que necesita ser adoptado. // D.P.

Los miembros de la Asociación Protectora de Animais de Porriño e Mos son un claro ejemplo de altruismo. Trabajan a diario para conseguirles un hogar a las mascotas abandonadas. Deben conciliar esta actividad con su vida laboral, lo cual requiere un esfuerzo importante. Para sufragar los gastos que genera el cuidado de estos animales, buscan distintas alternativas. Internet es ya una herramienta básica de comunicación de esta asociación.

Hambrientos, desnutridos, con indicios de maltrato, abandonados€ Esta descripción alude al estado en el que se encuentran la mayoría de los animales cuando llegan a la Asociación Protectora de Animais de Porriño e Mos (ASPAP), desde su fundación, hace tres lustros. Sus voluntarios tienen que conciliar su vida laboral con el apoyo a mascotas, acogiéndolas temporalmente hasta encontrarles un hogar.
Existe en torno a una decena de casas de acogida que se encuentran saturadas en este momento. Por ello, en varias ocasiones, sus colaboradores no han logrado amparar a las mascotas en sus hogares: "es una decisión difícil explicarle a una persona que nos llama que no podemos recogerlo", lamenta Cristina Diz, voluntaria de la asociación. Según la tesorera de la protectora, Marta Penelas, estas circunstancias han llevado a los miembros de la ASPAP a reclamar un "refugio mancomunado", sin ánimo de lucro, entre los municipios de Porriño, Mos, Salceda y Ponteareas.
Asimismo, Marta habla sobre una lacra que se ha impuesto últimamente: ante la inexistencia de un refugio, "los ayuntamientos están obligados a contratar empresas de recogida; si el animal no tiene microchip, nadie lo reclama o no lo recogen, a los 21 días lo sacrifican".
En general, se cree que la mayoría de los abandonos se produce en la época estival. Pero Marta no está de acuerdo : "la gente dice en verano, pero es siempre".
Sin ningún tipo de ayuda económica de las instituciones públicas, los miembros de la asociación pugnan, cada día, por recaudar fondos para alimentar y proporcionar los cuidados veterinarios que necesitan los animales. Los ingresos que logran reunir, provienen de ayudas de los socios, donativos, venta de chapas, camisetas o lotería. Además, en la clínica veterinaria a la que acuden, el propietario "nos hace precio y nos deja pagar más tarde", explica Marta.
Desde la expansión del uso de las nuevas tecnologías y de las redes sociales, han podido comunicar su actividad de forma mucho más efectiva publicando fotos de animales que necesitan una vivienda. De hecho, la ASPAP cuenta con más de 1500 seguidores en Facebook.
Reglas de adopción
Llevarse un perro o un gato, requiere un contrato de adopción, en el que se establecen las normas para garantizar que el animal permanece en unas condiciones aceptables. De este modo, el uso del chip es obligatorio (si se pierde, será más fácil localizarlo). No podrá estar atado ni a la intemperie. Además, deberá estar esterilizado y recibir los cuidados que le corresponden.
En Facebook, la ASPAP sugiere que "es muy importante la adopción, ya que no salvas a un animal que va a formar parte de tu familia; salvas a dos porque él deja un espacio que otro que está en la calle en peligro puede ocupar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca