Al menos tres alegaciones fueron presentadas en las últimas horas a la nueva ordenanza de la venta ambulante de Porriño, según informó ayer el vendedor Francisco Romero Alvite.

Una de las alegaciones pide que se tenga en cuenta la ley 2/2008 en el que se indica que los socios trabajadores de las cooperativas de trabajo asociado dedicados a la venta ambulante, que perciban ingresos directamente de los compradores, quedarán incluidos, a efectos de la seguridad social, en el régimen especial de Trabajadores por cuenta propia o autónomos".

También se pide que se limite la concesión a un puesto por cada empresa para que los autónomos no queden en desigualdad y por último que se exija el cumplimiento de la ley de cooperativas sobre la contratación de trabajadores por cuenta ajena.