28 de febrero de 2010
28.02.2010
40 Años

Noventa comunidades de montes demandan ayudas para resolver problemas ante la crisis

Reclaman que se lleve al Parlamento un proyecto de Ley de Montes consensuado con las comuneros

28.02.2010 | 07:30

La crisis económica también está afectando a las comunidades de montes vecinales debido a los bajos precios de la madera e incluso a la imposibilidad de encontrar comprador para esta materia prima. En esta situación resulta complicado llevar adelante actuaciones de mejora de las masas forestales productivas y de conservación de la gran reserva natural que suponen los montes vecinales. Para analizar estas y otras cuestiones que afectan a la actividad forestal se reunieron, en el Centro Cultural de Xinzo, más de 90 representantes de comunidades de montes del sur de la provincia de Pontevedra convocados por la Asociación Forestal de Galicia (AFG). Esta asamblea criticó la falta de sensibilidad del Gobierno gallego ante los graves problemas que sufre el sector, demandando una política de avances ya consolidados y no una vuelta atrás para volver a empezar.
Desde la AFG se reclama "que se lleve al Parlamento un proyecto de Ley de Montes de Galicia ya consensuado para que establezca un marco normativo estable y seguro a largo plazo", explica José Luís Campos Represas, vicepresidente de Montes Vecinales de la asociación. Según Campos Represas es necesario que esta ley cierre el paso a los intentos regulatorios de la actividad forestal por parte de los concellos y atienda a dotar de personalidad jurídica a las comunidades de montes vecinales en mano común, "lo que permitiría modernizar esta institución favoreciendo el incremento de su patrimonio y mayores posibilidades económicas", subraya. Ante la, cada vez mayor, falta de rentabilidad de la explotación forestal y la merma de las ayudas públicas, las comunidades demandan normativas que faciliten la gestión de estas propiedades, "que cumplen un importantísimo papel en la defensa del medio natural y en la creación de riqueza".
Por todo ello, la AFG defiende que las comunidades puedan ejercer ciertos derechos necesarios para cumplir plenamente con los objetivos sociales y económicos que hoy en día demandan los comuneros, como es, por ejemplo, la posibilidad de adquirir terrenos, derecho no reconocido actualmente por carecer de personalidad jurídica.
Por otra parte, la asamblea también consideró urgente la revisión de los croquis que sirvieron para clasificar los montes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes