27 de diciembre de 2009
27.12.2009
CONDADO

Cazadores de Crecente buscan los cebos envenenados que mataron a 14 perros

La Sociedad de Caza San Pedro organiza hoy una batida para encontrar pistas sobre la autoría de la intoxicación en una explotación cinegética, en la parroquia de Rebordechán

27.12.2009 | 07:30

Los miembros de la Sociedad de Caza San Pedro de Crecente participan hoy en una batida por el monte comunal para tratar de encontrar y eliminar los posibles cebos envenenados que hayan sido los causantes de la muerte de catorce perros en la parroquia de Rebordechán.
Los cazadores de esta sociedad aseguran estar "indignados" por haber sido considerados "sospechosos" del supuesto envenenamiento en una explotación cinegética anexa a su Tecor de caza. "Es intolerable que se pueda acusar gratuitamente a alguien de llevar a cabo unos hechos tan graves sin pruebas", asegura el presidente, Enrique Castro.
Aseguran que no tienen nada que ver con ese supuesto envenenamiento de los terrenos ni con la muerte de los animales y que, por el contrario, la Sociedad de Caza San Pedro "es la primera en condenar y repudiar tales hechos y en ofrecer su colaboración para que se investigue lo ocurrido", afirman.
Estos cazadores dicen que, al igual que los propietarios de los canes muertos, quieren que se identifique al autor o autores y se le impongan las penas y sanciones que establezca la ley.
La Sociedad de Caza San Pedro sale así al paso de las acusaciones difundidas en la Televisión de Galicia, el 21 de diciembre, por parte de vecinos y cazadores que comprobaron como la sustancia esparcida en el monte afectó a 18 perros y mató a 14 de ellos, lo que supone una pérdida de más de 10.000 euros.
Después de que algunos vecinos los acusasen de sospechosos en televisión, esta sociedad de caza exige que "quienes insinuaron en los medios de comunicación nuestra implicación en este lamentable incidente, rectifiquen públicamente".
Los restos de los catorce animales muertos fueron recogidos por agentes medioambientales del Servizo de Conservación da Natureza, tres de ellos tuvieron que ser desenterrados. Todos han sido trasladados a la facultad de Veterinaria de Lugo donde son analizados para esclarecer el causante de su muerte.
Estos hechos son considerados un delito penal y se pagan con cárcel. La investigación sigue abierta y se han abierto diligencias en el juzgado.
Además de los perros, a consecuencia del veneno podrían haber fallecido otras especies como zorros, martas o jabalís.
Por su parte, los integrantes de la sociedad de caza han convocado a todos los cazadores y vecinos del municipio para que participen en una batida con la pretensión de localizar posibles cebos con algún tipo de sustancia capaz de envenenar a los perro. Como acto de repulsa, antes de salir al monte harán una concentración en la capilla de la Virgen del Camino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes