El espectáculo natural de A Foz do Miñor ya cuenta con una pantalla grande para los espectadores. Los amantes de la naturaleza ya no tendrán que soportar las inclemencias del tiempo para disfrutar del comportamiento de las innumerables especies animales y vegetales que habitan en la marisma integrada en la Red Natura 2000. Baiona inaugura hoy a las doce del mediodía el el primer observatorio de aves cerrado y urbano de toda Galicia, ubicado en la Casa Rosa de Sabarís.

La sala, situada en el ático del inmueble, dispone de grandes ventanales para divisar a diario a los habitantes de A Foz, entre ellos, gavilanes, cuervos marinos, garzas, cormoranes, mazaricos y hasta un total de 90 variedades de aves, así como una diversa flora esparcida por las 200 hectáreas del humedal.

No sólo los expertos en biología disfrutarán de la observación a través de un telescopio terrestre con hasta 60 aumentos y cinco prismáticos. Cualquiera podrá adentrarse en las maravillas de la marisma a través de paneles interpretativos, así como un ordenador con información, juegos interactivos y una presentación auditiva de la historia de la zona. A los estudiosos, se les ofrece la comodidad de un sistema wi-fi para poder volcar en sus ordenadores portátiles los datos de campo que recojan en sus investigaciones.

El concejal de Medio Ambiente de Baiona, Ángel Rodal, recuerda que el proyecto se ha llevado a cabo con una inversión municipal de 5.000 euros y una partida de 15.000 por parte de la Consellería de Medio Ambiente. El edil indica que el observatorio es una prueba de su "apuesta por mejorar y poner en valor la naturaleza de Baiona". Así, espera que la nueva instalación sirva como referencia en la investigación y en la educación, ya que los escolares podrán visitarla a través de planes de trabajo ya elaborados.