La Organización Activista de Redondela (OAR) ha iniciado una campaña de rehabilitación de las fuentes de las parroquias del municipio, que actualmente se encuentran en un estado deficiente de conservación, en algunos casos en situación de abandono extremo y sin vistas de una solución por parte del ayuntamiento.

La iniciativa impulsada por el colectivo OAR comenzó hace tiempo con la realización de encuestas y estudios de las fuentes que se encuentran en mal estado, pero hace unos días decidieron pasar a la acción. La campaña se abrió en la parroquia de San Martiño de Ventosela, en la zona conocida como A Pantalla. Esta fuente fue construida en el año 1932, y según los vecinos era la que abastecía de agua a los residentes de la zona. Además era el lugar al que acudían para lavar sus ropas -en la limpieza de la fuente se encontraron dos losas de las que se empleaban para esta tarea-, e incluso la fuente dotaba de agua a un molino que se encontraba en las cercanías.

El trabajo fue utilizado para tomar contacto directo con los vecinos de la zona, ya que OAR realizó un llamamiento mediante carteles informativos. La aceptación por parte de la ciudadanía fue muy buena, colaborando en las tareas de limpieza casi veinte voluntarios.

Desde OAR denuncian el estado de estos emplazamientos, puesto que las fuentes forman parte del patrimonio cultural, y lamentan que desde el gobierno local no se preocupe por su mantenimiento. Por último, el colectivo afirma que la frecuencia de actuación de la campaña "Recuperemos as nosas fontes" será, al menos, de una vez al mes.