Suena la sirena y una voz anuncia por megafonía que los alumnos pueden recoger su ración de fruta junto a la puerta. Así han recibido el recreo los alumnos del IES Escolas Proval de Nigrán durante esta semana. La gran mayoría de ellos participa en la "Semana da froita", impulsada por profesores y padres para fomentar hábitos alimenticios saludables entre los jóvenes y combatir el consumo de comida rica en grasas saturadas.

No sólo la formación académica preocupa a la comunidad escolar nigranense, sino también el comportamiento sano de los alumnos. "Nos gustaría que los chicos sustituyesenla bollería industrial por la fruta y la trajesen en sus mochilas cada día, aunque resulte difícil", comentan el director, Manuel Martínez, y el vicedirector, Xilberto Manso, que agradecen la colaboración en la campaña a la Anpa del centro y a la empresa Froitas Vilar Baiona.

Es la segunda vez que el instituto pone en marcha la iniciativa y los alumnos parecen convencidos de los beneficios de una alimentación sana, aunque todavía aparezcan niños con bolsas de aperitivos fritos o bollos. "La fruta es sana y buena para la salud; nos gusta", comentan Ana García y Artur Calero, alumnos de primero de Bachillerato.

Los jóvenes tomaron cincuenta kilos de naranjas el lunes, otros tantos de fresas el martes y de plátanos, el miércoles. Ayer tocaron peras y el reparto de hoy será una sorpresa. "Es mejor comer vegetales que chucherías", explican Ana Chamorro, Isabel Solla y Verónica Domínguez.

Las degustaciones van acompañadas de trabajos en clase sobre nutrición y, a final de curso, los alumnos, cubrirán una encuesta sobre las campañas.