La suspensión de la concesión de licencias reduce los presupuestos de Gondomar en casi 500.000 euros respecto al año pasado, un 7,3%. El gobierno municipal aprobó ayer en pleno las cuentas, que ascienden a los 6.087.610 euros y que recogen un capítulo de inversiones en torno a los 585.000 euros. Sólo el equipo de gobierno del PP votó a favor de la propuesta. Move Gondomar se abstuvo y PSOE y BNG la rechazaron.

El regidor reconoció las limitaciones del proyecto económico para este año por la situación urbanística del municipio, pero lo defendió por las "importantes inversiones" que contempla conel apoyo por otras administraciones. En este sentido, destacó proyectos de saneamiento en Vincios, Chaín, Donas, Mañufe, Borreiros y Peitieiros por valor de 1,4 millones de euros y el paseo fluvial del río Miñor, que cuenta con una partida de 180.000 euros. La finalización de la obra de la guardería, con 82.000 euros, es otra de las actuaciones resaltadas por el regidor.

Las cuentas destinan un total de 100.000 euros para comenzar la obra de la piscina de As Cercas, que contará con 400.000 euros de la Diputación y otros 1,2 millones de remanente del ayuntamiento. El gobierno contratará la ejecución del proyecto a través de un procedimiento negociado con varias empresas, según se aprobó ayer en el pleno tras declararse desierto el concurso.

Move Gondomar no apoyó los presupuestos al considerar "inflado el capítulo de personal", por lo que presentó un recurso y prevé impugnarlos. Por su parte, el PSOE centró su argumentación de rechazo a las cuentas en la "hipoteca" que la obra piscina supone para Gondomar. El BNG considera que el proyecto económico da un paso atrás porque es similar al de 2004 y obliga al municipio a "apretarse el cinturón para sacar dinero para la piscina". Los nacionalistas consideran que las "escasas inversiones" se concentran en el centro urbano y abandonan a las parroquias.