El municipio de Soutomaior se sube definitivamente al tren de las nuevas tecnologías. Los 4.000 vecinos de los núcleos urbanos de Arcade, Soutomaior y Moreira disfrutarán en el plazo de dos meses de una conexión gratuito a Internet sin hilos. El servicio, denominado "Soutomaior Wireless", se une a otros proyectos pioneros en la comarca presentados en los últimos días como la puesta en marcha de la administración on line y un servicio de mensajes al móvil para avisar a los ciudadanos de los actos culturales.

El alcalde, Agustín Reguera, presentó ayer el nuevo servicio que permitirá disfrutar de la red las 24 horas del día y gratuitamente sólo con estar empadronados y darse de alta en el concello. "Con esta medida cada familia se ahorrará unos 700 euros anuales, puesto que es el coste medio si contratan el servicio de ADSL con cualquier operadora [entre 50 y 60 euros al mes]", explicó el regidor.

El ayuntamiento invertirá 30.000 euros de fondos propios en este servicio, que funcionará a través de una antena, ubicada en el barrio de Moreira, que emitirá la señal a las distintas zonas del municipio.

"Este gobierno apuesta decididamente por la sociedad de la información porque estamos convencidos de que es el futuro", señaló Reguera, que calificó el proyecto de "Internet social", puesto que todos los vecinos podrán disfrutar de la red "en igualdad de condiciones y de manera gratuita".

El técnico de la empresa instaladora, Diego Davila, garantizó la señal en las áreas urbanas con cuatro puntos de acceso a la zona situada entre la iglesia y la Casa Consistorial de Soutomaior y, por otra parte, siete nodos en el centro urbano de Arcade. En la zona urbana llevará pequeñas antenas -del tamaño de un bolígrafo- con un alcance de unos 300 metros radiales, lo que permitirá tejer una red que cubra todo el territorio.

El municipio dispondrá de dos zonas wifi o de conexión abierta en los alrededores del Multiusos de Arcade y en la zona de la Casa Consistorial. En estos lugares Internet será accesible a todo el mundo, mientras que en los domicilios particulares se necesitará una clave de usuario.