Un mes sin movimientos en el Celta

A ocho días de la pretemporada, Giráldez cuenta con 30 jugadores del primer equipo

Claudio Giráldez y Marco Garcés, en una rueda de prensa en la ciudad deportiva Afouteza.

Claudio Giráldez y Marco Garcés, en una rueda de prensa en la ciudad deportiva Afouteza. / Alba Villar

El Celta ni siquiera ha anunciado oficialmente la marcha de Renato Tapia, después de no llegar a un acuerdo para la renovación del contrato del peruano, que finaliza el 30 de junio. Mañana se cumple un mes de la finalización de LaLiga y nada se ha movido en los despachos de A Sede de Príncipe. A ocho días de que Claudio Giráldez arranque la pretemporada 2024-25 en Afouteza, el primer equipo celeste continúa contando con una plantilla excesiva, con 30 futbolistas que tienen ficha del primer equipo, además de cuatro canteranos que repetirán el próximo curso en la élite y al menos uno de ellos, Carlos Domínguez, cambiará las condiciones de su contrato para convertirse en uno más del equipo profesional. Muchos han sido los rumores sobre supuestas salida pero nada se concretado en el intenso trabajo que le espera a Marco Garcés hasta que el 31 de agosto se cierre el mercado de fichajes que oficialmente se abre el 1 de julio. El director deportivo del Celta ve reducido su margen de maniobra para negociar más de una docena de salidas, a las que tendrá que añadir a continuación nuevas incorporaciones para reforzar la plantilla que continuará gobernando Giráldez.

Nada se ha movido en A Sede desde que el Celta pusiese punto y final a la temporada el pasado 26 de mayo ante el Valencia en Balaídos.

De hecho, Tapia continúa sin anunciar su adiós, a pesar de que la decisión de no continuar en Vigo ya está tomada. Es más, el peruano renunció a participar en la Copa América con su selección al advertir del peligro que correría en caso de una grave lesión en este torneo continental al no estar amparado por el seguro que se incluye en el contrato con un club, ya que a partir del 1 de julio se desliga del Celta.

De lo que más se habló en las últimas semanas fue del posible traspaso de Jorgen Strand Larsen, pero continúa sin llegar una oferta concreta por el goleador noruego que el Celta estaría dispuesto a vender por unos 30 millones de euros.

Otros compañeros como Carles Pérez, Manu Sánchez, Carlos Dotor, Gonçalo Paciencia o Franco Cervi han estado relacionados con clubes de diferentes países, pero nada se ha cerrado por el momento a pesar de los deseos de Garcés por aligerar cuanto antes una plantilla muy numerosa y con la que el club agotó el curso pasado el límite salarial que la Liga le asignó y que alcanzó los 81 millones de euros.

Y mientras no se produzcan salidas, el club tampoco está dispuesto a cerrar llegadas. En ese caso, Iker Losada también ha acaparado la atención del celtismo en las últimas semanas ante su interés y el del Celta por que regrese a Balaídos tras su exitosa temporada en el Racing de Ferrol. En ese compás de espera por cerrar la contratación del joven catoirense, surgen nuevos pretendientes. El último en aparecer ha sido el Betis. El pasado domingo, algunos medios incluso dieron por cerrado el acuerdo para la llegada de Losada al Villamarín, pero el futbolista no ha tomado ninguna decisión por el momento, a la espera de un Celta al que le cuesta desprenderse de los muchos jugadores que no entran en los planes de un Claudio Giráldez que el miércoles de la semana que viene posiblemente tenga que comenzar la pretemporada con los mismos de la campaña pasada, a excepción de Tapia, y con los siete que regresan de cesiones: Carreira, Fontán, Baeza, Lautaro, Lobete, Paciencia y Alfon.

Carles suena en Mallorca y Fontán, en Zaragoza

El Mallorca está interesado en el céltico Carles Pérez para reforzar la plantilla que la próxima temporada dirigirá Jagoba Arrasate, quien sustituye a Javier Aguirre tras poner fin a su etapa en Osasuna. El catalán aparece entre los candidatos a reforzar las bandas del equipo bermellón. Carles Pérez no entra en los planes de Giráldez y es uno de los futbolistas a los que el Celta busca acomodo en otros equipos. En una situación similar se encuentra el canterano José Fontán, que regresa a Vigo tras dos temporadas cedido en el neerlandés Go Ahead Eagles y en el Cartagena. Su excelente rendimiento en el equipo murciano de Segunda División ha llamado la atención de varios clubes de la categoría de plata.

El Zaragoza es uno de los pretendientes del futbolista arousano de 24 años al que le resta una temporada más de contrato con el Celta. Ayer, el Periódico de Aragón desvelaba el interés del conjunto maño, que dirige el excéltico Víctor Fernández, por hacerse con los servicios de Fontán, que puede actuar de defensa central y de lateral izquierdo, y que se prodiga como goleador al sumar cuatro tantos el pasado curso en Segunda División. Por Manu Sánchez se han interesado en los últimos días el Betis y Osasuna. Carlos Dotor también ha sonado para el Zaragoza y el Leganés. Paciencia, como reconoció el Celta, tiene ofertas del fútbol mexicano, al igual que Cervi, a quien tentó Coudet para que firmase por el Internacional de Porto Alegre.

Suscríbete para seguir leyendo