El Celta confía en cerrar las ventas de Paciencia y Manu antes del día 30

El lateral madrileño interesa a varios equipos de LaLiga

Garcés, ayer, durante la presentación de Vicky Vázquez. |  // ALBA VILLAR

Garcés, ayer, durante la presentación de Vicky Vázquez. | // ALBA VILLAR

Gonçalo Paciencia se perfila como el primero de los descartes en salir del Celta. El director de fútbol celeste, Marco Garcés, confirmó ayer que se está negociando simultáneamente con varios clubes de la liga mexicana la venta del delantero portugués, al que resta un año de contrato tras jugar la pasada temporada a préstamo en el Bochum alemán. Las negociaciones están bien encauzadas y el Celta espera ahora que el artillero alcance un acuerdo con su nuevo equipo para concretar su traspaso. Garcés no ha concretado qué clubes mexicanos están en la puja por Paciencia, pero ha aclarado que el Club León, con el que en los últimos días se ha relacionado al futbolista, no es el mejor colocado para hacerse con sus servicios.

Garcés ha aprovechado sus buenos contactos en el fútbol de su país y el atractivo que los jugadores que provienen de LaLiga despierta en la Liga MX para avanzar en la solución de una de las principales “patatas calientes” de la Operación Salida que el Celta tiene por delante este verano. Los altos salarios que actualmente se pagan en el fútbol mexicano favorecen la operación, acelerando los planes de aligerar equipaje desprendiéndose de una ficha elevada y, al mismo tiempo, cerrar el traspaso antes de que concluya el ejercicio 23-24 el día 30 de este mes. Hay optimismo en que la operación pueda formalizarse en plazo.

El propio Gonçalo Paciencia ha dado prácticamente por concluida su etapa en el Celta durante una reciente entrevista en su país. “Aún no hay nada decidido. Si empiezo en el Celta, lo haré con la mentalidad de luchar por un puesto, pero creo que debería considerarse una salida”, explicaba el luso, autor de 3 tantos la pasada campaña con el Bochum.

La salida de Paciencia, cuyo salario neto supera los 1,5 millones, supondría un importante alivio para el Celta, que no solo obtendría rendimiento económico por un jugador que no entra en los planes de Giráldez, sino que vería aliviado su límite salarial. En el momento de su fichaje, el Celta pagó al Eintracht de Frankfurt algo menos de 800.000 euros por su traspaso.

La de Paciencia no es la única venta que el Celta tiene avanzada. Manu Sánchez podría ser el siguiente. Si el destino más probable de Paciencia es la liga mexicana, el del defensa madrileño podría ser un competidor de LaLiga. Varios equipos españoles han mostrado interés por hacerse con los servicios del lateral izquierdo. El Mallorca, con Jagoba Arrasate como principal valedor, sería el equipo mejor colocado para ficharlo. Betis y Osasuna, donde ya militó Manu cedido hace dos temporadas, también estarían en la pelea.

Manu Sánchez recaló el pasado curso en el Celta como parte de la venta de Javi Galán al Atlético de Madrid, cerrada en 15 millones. El Celta recibió 5 del Atlético y asignó al madrileño un valor contable de 10 millones, cantidad notablemente superior a la que el conjunto celeste podría obtener ahora por su venta. El excolchonero disputó el pasado curso 1.776 minutos repartidos en 26 encuentros de Liga, aportando 5 asistencias.

Otro de los futbolistas que está en el mercado es Unai. Desde la dirección deportiva se considera que el zaguero vasco tiene buen mercado, aunque se reconoce que su alta ficha dificulta su traspaso.

Tanteos por Larsen

Marco Garcés confirmó, por otra parte, que la venta de Larsen es la mejor baza con que cuenta el Celta para hacer caja este verano. El noruego es la “joya de la corona” del plantel, como demuestra el elevado número de clubes que han preguntado por su situación en las últimas semanas El interés por el delantero escandinavo trasciende a la Premier League, donde su venta parece más factible. Equipos de otras importantes ligas europeas también se han interesado por su situación. Pese al interés suscitado, los acercamientos se han limitado a meras consultas. Ningún equipo ha puesto una oferta sobre la mesa por el artillero. Por ahora solo ha habido tanteos.

El Celta reconoce que el mercado se está moviendo más lento de lo esperado. Apenas se han formalizado unas pocas operaciones en una ventana marcada por la celebración de la Eurocopa Alemania, competición que va a retrasar algunas semanas el movimiento de fichajes en las principales ligas del continente. El club vigués espera, pese a ello, avanzar en las próximas semanas en la Operación Salida.

Suscríbete para seguir leyendo