Giráldez devuelve la alegría a Balaídos

El Celta suma 10 de los 12 puntos posibles en los primeros cuatro partidos en casa del técnico porriñés

Solo Coudet supera este registro desde 2012

Claudio Giráldez observa cómo Manquillo y Beltrán celebran la victoria ante el Athletic el pasado miércoles.

Claudio Giráldez observa cómo Manquillo y Beltrán celebran la victoria ante el Athletic el pasado miércoles. / RICARDO GROBAS

Balaídos ha recuperado la alegría después de que el Celta sumase el miércoles la tercera victoria consecutiva como local. Atrás quedan las jornadas del inicio de este curso en las que el himno del centenario se convertía en uno de los pocos momentos agradables de la sesión en el coliseo vigués. El máximo responsable de este cambio tan significativo es Claudio Giráldez. Con el técnico porriñés, el conjunto celeste vuelve a sonreír y a sumar puntos ante una afición que se muestra más entregada que nunca a sus jugadores.

Con Giráldez quedó atrás una etapa en la que al Celta le costaba más ganar como local que como visitante. Con Rafa Benítez al frente de la plantilla, el equipo gallego tardó cuatro meses en celebrar su primer triunfo en Balaídos. Ocurrió el 16 de diciembre de 2023, después de ocho intentos fallidos. Fue ante el Granada (1-0, gol de Larsen), el mismo rival al que mañana intentará superar en el Nuevo Los Cármenes para sellar definitivamente la permanencia en la máxima categoría. El técnico madrileño, de hecho, registra un pobrísimo registro de puntos en sus cuatro primeros partidos en Balaídos. Un empate ante el Alavés es el único punto conseguido en ese pésimo arranque, después de encadenar tres derrotas frente a Osasuna, Real Madrid y Mallorca.

Esta mala dinámica del equipo en el estadio vigués registró un giro radical con la llegada de Giráldez, que se estrenó en casa con un empate ante el Rayo Vallecano y a continuación condujo al equipo celeste a tres victorias consecutivas: ante Las Palmas, Villarreal y Athletic Club. Con esos 10 puntos sobre los 12 posibles, el técnico louriñés se sitúa con el segundo mejor registro desde 2012, cuando se produjo el último ascenso a Primera División. En este ranking, Benítez aparece como el técnico con peor balance en las cuatro primeras jornadas en Balaídos. Los catorce entrenadores restantes que han pasado por el banquillo de Balaídos sumaron más de un punto en esos cuatro primeros compromisos ante una afición que este curso tardó en llevarse una alegría a casa.

La llegada de Giráldez ha inundado de alegría un estadio que está a punto de alcanzar récords de asistencia que no se daban desde hace casi dos décadas. La temporada del centenario, con el himno de C.Tangana, supuso un gran revulsivo para el celtismo, que no encontró respuesta en el terreno de juego en los primeros meses de competición. De la mano del técnico de O Porriño, Balaídos vuelve a vibrar como en la etapa de Eduardo Coudet. El técnico argentino logró su mejor registro de puntos en los primeros cuatro partidos como local. El Celta hizo pleno cuando Coudet relevó a Óscar García a partir de la décima jornada de la temporada 2020-21. En ese tramo, los célticos ganaron al Granada, al Cádiz, al Alavés y al Huesca. Es verdad que eran rivales que peleaban por evitar el descenso, pero Balaídos recuperó la sonrisa después de vivir una temporada mustia con García Junyent.

Paco Herrera y Fran Escribá son los que aparecen tras Giráldez en esta relación de los técnicos que mejores resultados obtuvieron en sus cuatro primeras apariciones en Balaídos. Ambos lograron sumar 9 puntos en los cuatro primeros partidos en el coliseo vigués. Con 8 aparece Eduardo Berizzo, en su segundo año en Vigo. El argentino sumó 7 puntos en su estreno en el banquillo céltico. Berizzo consiguió 6 en el año de su despedida. Mismo registró alcanzó su compatriota Antonio Mohamed. Con 5 puntos en los cuatro primeros partidos aparecen Unzué y Carvalhal. A 4 llegaron Abel Resino, Miguel Cardoso y Óscar García Junyent. En 3 puntos se quedó Luis Enrique Martínez, que le costó arrancar en un Celta con el que protagonizó un gran cierre de temporada. Y tras el asturiano aparece un Rafa Benítez que no pudo cumplir el primero de sus tres años de contrato en el equipo vigués, del que se fue como el entrenador mejor pagado en la historia de un club centenario que vuelve a sonreír con un técnico de la casa y que está imbatido en Balaídos.

Los Cármenes, campo propicio para el Celta

El Celta acude mañana al Nuevo Los Cármenes con la intención de dejar sentencia la permanencia. Podría servirle una derrota si no gana el Cádiz. La visita a tierras granadinas le sienta bien últimamente a los célticos, pues allí no pierden en un duelo de Primera División desde septiembre de 2012. Desde entonces, el conjunto vigués suma tres victorias y cuatro empates, con tres igualadas en los últimos años. En la última visita, en la temporada 2021-22, el duelo finalizó con reparto de puntos después de que el Celta se adelantase en el marcador con un autogol de Puertas, en el minuto 72, mientras que Machís alcanzó las tablas con un tanto en el tiempo de prolongación. Ese curso, como ocurrirá en este, el equipo nazarí descendió.

Suscríbete para seguir leyendo