Todo por decidir en la portería

Rafa Benítez tiene que elegir esta semana el guardameta del Celta en la Copa y en LaLiga, tras cumplir Iván Villar el partido de sanción

La titularidad en la portería del Celta es una de las cuestiones a abordar esta semana por Rafa Benítez, pues Iván Villar vuelve a estar disponible tras cumplir el partido de sanción. El guardameta de Aldán lo jugó todo esta temporada hasta sufrir una expulsión muy rigurosa ante el Atlético de Madrid. Entonces, Vicente Guaita tomó el relevo y ahora el técnico madrileño ha de decidir cuál de los dos será el titular en el próximo compromiso de Liga, ante el Sevilla, el sábado 4 de noviembre visitará Balaídos (18:30 horas). Antes, el Celta tendrá que afrontar este miércoles la primera eliminatoria de la Copa del Rey ante el Turégano segoviano, que se disputará a partido único en la capital castellana. Para esta cita también aparece entre los candidatos a la titularidad Agustín Marchesín, el tercer portero en discordia, que perdió la titularidad a finales de enero pasado tras romperse el tendón de Aquiles.

Aunque a través de sus declaraciones Benítez deja abiertas las opciones de que pueda jugar cualquiera de los tres porteros del Celta, como si Villar, Guaita y Marchesín decidiesen su suerte en el juego de la silla, el guardameta valenciano parte con ventaja porque llegó a Vigo avalado por el entrenador, que reclamaba más experiencia entre los tres palos que la acumulada por Iván Villar y tampoco se esperaba una recuperación tan rápida de Marchesín. El buen arranque de temporada de Villar le permitió conservar la titularidad hasta su expulsión. A partir de ahí, se abría un nuevo proceso de selección para ocupar la portería del Celta.

“Está un poquito abierto”, señalaba Benítez la víspera de enfrentarse al Girona sobre quién sustituiría al sancionado Iván Villar en el partido en Montilivi: “Tanto Guaita como Marchesín están entrenando bien. Lo bueno, en cualquiera de los dos casos, es que tienen experiencia”, subrayó el técnico del Celta, que entró a valor a continuación al guardameta valenciano tras sus primeros minutos con el Celta tras la expulsión de Villar frente al Atlético de Madrid: “Guaita, sin calentar, tuvo unas cuantas intervenciones buenas y la jugada del segundo gol del Atlético es anticipar algo que quizá...ya está...no salió bien. Su actuación, en general, fue buena y mostró su experiencia”, sentenció. “Tanto con él como con Marchesín, estaríamos a buen nivel en ese aspecto”, añadió Benítez, intentando dejar abierta una decisión que parecía tomada con antelación.

El Girona solo remató en dos ocasiones entre los tres palos del Celta y en la última Yangel Herrera clavó el balón por el palo largo. Imposible para que Guaita pudiese impedir el gol, que no deslució la buena actuación del valenciano: dio seguridad dominando el juego aéreo y realizando las intervenciones necesarias.

Teniendo en cuenta las preferencias de Benítez por un portero veterano, el regreso a la titularidad de Iván Villar se complica. El error del morracense al no atrapar un balón centrado y arrollar a continuación a Morata al intentar recuperarlo, fue doblemente castigado por el colegiado (expulsión y penalti). La penalización sería triple si finalmente no recuperase el sitio en el once titular ante el Sevilla.

Antes de la cita del sábado contra el Sevilla, los célticos han de estrenarse en la presente edición de la Copa del Rey ante un rival de categoría regional. Ante el Turégano, Benítez puede dar pistas sobre la titularidad en la portería en LaLiga. Quien juegue el miércoles entre los tres palos no lo hará posiblemente tres días después en Balaídos. Al disponer de tres opciones, también es posible que en la cita copera no se despeje la incógnita sobre el guardameta que disputará el campeonato regular a partir de ahora si el miércoles es Marchesín el elegido para jugar en Segovia.

Guaita reconoció al llegar a Vigo que le faltaba la puesta a punto tras una pretemporada que preparó por su cuenta mientras negociaba con el Crystal Palace la rescisión del contrato con el conjunto londinense en el que había ejercido como titular en las últimas cinco temporadas tras abandonar el Getafe. El portero valenciano es ahora mismo el futbolista de más edad de la plantilla del Celta, superando por unos meses a Iago Aspas, que en agosto cumplió 36 años. Le sobra veteranía, uno de los aspectos que más valora Benítez. Por fin ha podido debutar, aunque fuese a costa de la expulsión de Iván Villar. Éste entró en el once por la lesión de Marchesín. Las circunstancias marcan la titularidad en la portería del Celta en lo que va de año 2023.

Esta semana se conocerá qué guardameta del Celta disputará las eliminatorias de la Copa y quién disfrutará de la titularidad en LaLiga. Benítez dispone de tres opciones. Entre Guaita y Villar está la elección, con Marchesín a la expectativa.