REAL MADRID 2 - 0 CELTA

El Celta claudica ante el arreón merengue

El Real Madrid dominó la práctica totalidad del partido | Un gol cerca del descanso y otro tras la reanudación noquearon a los de Carvalhal

Dos goles cuando más duelen: justo antes y después del descanso. Así es cómo el Real Madrid tumbó esta noche a un Celta que hasta el minuto 20 les plantó cara a los capitalinos (2-0). Fue entonces cuando los de Ancelotti comenzaron a asediar en campo rival hasta conseguir el tanto inaugural, facturado por Asensio en el primer disparo a puerta de su equipo, en el 42. El segundo llegó tras la reanudación, en el 48: un cabezazo inapelable de Militão a la salida de un córner. Los vigueses estuvieron lejos de amedrentar a su rival, aunque se llevan una buena nota en defensa, sobre todo la figura de Tapia como central. En ataque, tan solo consumaron dos disparos entre los tres palos en los más de 90 minutos de duelo.

El Celta se presentaba en el Santiago Bernabéu mermado, sin Aidoo ni Carles Pérez ni Hugo Mallo. Fueron Tapia, Solari y Kevin quienes suplieron su ausencia para medirse a un Real Madrid que igualmente partió con un once inusual. Tanto el peruano como el de Nigrán, principalmente el primero, cumplieron con creces su cometido: ambos formaron con firmeza en la retaguardia menospreciando varios conatos de gol de un Real Madrid que fue a hincar el diente por todos los flancos. Solari, sin embargo, no convenció al técnico luso y fue el primer cambio para dar entrada a Cervi en la segunda mitad. Los locales, a excepción de unos compases iniciales titubeantes, poco o nada notaron la falta de Kroos, Modric, Carvajal y Rodrygo y a partir del minuto 20 pulsaron el turbo. Tras varias llegadas al área visitante y ningún disparo hacia la caseta de Iván Villar, rompieron el hielo en el 42: Vinícus corrió la banda izquierda, como ya es habitual, cedió el cuero atrás a Asensio y este le pegó mordido enviándola alto al segundo palo para marcharse en ventaja al descanso.

Después del cuarto de hora de refresco, otro mazazo, ya definitivo, para los celestes, en el 48. Un saque de esquina lanzado por Asensio le fue a caer a la zona de Militão, que la atacó con un potente salto para conectar el balón al fondo de las redes de un Villar que no pudo ni seguirla con la mirada. El tanto del brasileño acabó con las aspiraciones celestes, que no transmitieron la confianza suficiente como para darle la vuelta al electrónico como sí lo hicieron frente al Sevilla hace un par de semanas. En el 60 incluso pudieron recibir el tercero, pero un paradón del guardameta de Aldán a un testarazo a bocajarro de Benzema frenó la goleada. Por parte de los vigueses, únicamente Aspas en el 76 consiguió inquietar a la parroquia blanca: condujo la pelota por el carril derecho, se enfrenó a Courtois, lo quiso driblar para plantarse solo ante la portería, pero el belga adivinó sus intenciones y, con una estirada, desvió toda ilusión. El dato más positivo para los gallegos fue el estreno con el primer equipo del canterano Fernando Medrano, que relevó a Kevin a falta de 12 minutos para la conclusión.

Con esta derrota, el Celta encadena dos seguidas, ambas con su marcador a cero, y dormirá en la 12.ª posición de LaLiga con 36 puntos en su haber. Le distan 8 del descenso y 11 de la zona europea. Su siguiente pareja de baile, el Elche, último clasificado y prácticamente desahuciado, el próximo miércoles a las 22.00 horas en Balaídos.