Primera prueba de fuego en la Copa

El Celta se mide a partido único y en terreno hostil al Espanyol en la única eliminatoria de octavos entre equipos de Primera | El técnico hará cambios, pero desplegará “un once fuerte” para pasar de ronda

Los jugadores celestes, durante el entrenamiento vespertino celebrado el pasado domingo en la ciudad deportiva. |   // RCCV

Los jugadores celestes, durante el entrenamiento vespertino celebrado el pasado domingo en la ciudad deportiva. | // RCCV / j. bernardo

El Celta afronta su primera prueba de fuego en la Copa del Rey. Tras superar confortablemente a rivales de inferior categoría en las dos rondas previas, el grupo que dirige Carlos Carvalhal se mide a partido único y en terreno hostil al Espanyol (RCDE Stadium, 19.00 horas, Movistar Liga de Campeones) en el único cruce entre equipos de Primera División de los dieciseisavos de final del torneo. El reto está servido para los celestes en una competición fetiche en la que el equipo vigués ha naufragado en las dos campañas anteriores y que vestuario afronta con el anhelo de hacer algo importante en el año del centenario.

Con el duelo frente al Sevilla todavía renqueante y el importante compromiso liguero del viernes contra el Elche a la vuelta de la esquina, el preparador celeste realizará algunos cambios que respecto al once que empató frente a los nervionenses, sin descuidar el carácter competitivo en torneo en el que hay depositadas esta temporada altas expectativas. “Presentaremos un once fuerte”, anunció Carvalhal, que no aprecia “grandes diferencias” de calidad entre los integrantes del plantel y cuenta con “un plan de juego” para ganar el partido y superar la eliminatoria. El técnico luso no ha dado pistas sobre el equipo ni el sistema que desplegará esta tarde, pero se adivinan algunos cambios con respecto al once que empató el pasado viernes ante el Sevilla en Balaídos.

La primera novedad podría estar en la portería. Aunque Carvalhal ha aclarado que no tiene un portero para cada competición, es presumible que el cangués vuelva a iniciar de nuevo en el torneo copero. Villar tendría así su primer test importante de la temporada tras vivir dos tardes plácidas, en las que el rival apenas disparó a puerta, en las dos eliminatorias precedentes.

Se sospecha igualmente que el preparador luso repetirá defensa de tres centrales y dos carrileros frente a los pericos. La novedad, en este caso, podría ser Kevin Vázquez en el costado diestro de la zaga. El resto de la línea no sufriría cambios con respecto al equipo que empató frente al Sevilla, con una mínima posibilidad de que Carvalhal conceda descanso a Javi Galán, que lo ha jugado prácticamente todo, para dar la alternativa al madrileño Fernando Medrano, incluido por primera vez esta temporada en una convocatoria del primer equipo.

previa copa web W

previa copa web W / Faro

El medio campo será seguramente la línea que sufra más cambios con gran probabilidad de que Renato Tapia, que no tuvo minutos en el último partido, releve a Fran Beltrán como pivote defensivo. A su derecha la novedad podría ser Carles Pérez, con muy buenos minutos entrando desde el banquillo frente al Sevilla, mientras que Óscar Rodríguez, suplente también frente a los hispalenses, completaría la línea, lo que llevaría al banquillo a jugadores como Gabri Veiga o Franco Cervi, que también lo han jugado prácticamente todo con Carvalhal y a quienes el técnico portugués reservaría el papel de actuar como revulsivos, mirando de reojo el importante compromiso liguero del viernes frente al Elche.

En la delantera se adivinan también cambios. La gran duda es si el entrenador celeste dará descanso a Iago Aspas, su “jugador diferencial”. Lo hizo ya en anteriores eliminatorias, pero la entidad del actual adversario hace sospechar que volverá que el moañés volverá a iniciar el encuentro, seguramente acompañado de Gonçalo Paciencia, sin minutos frente al Sevilla, lo que llevaría al noruego Larsen al banquillo.

Carlos Carvalhal ha convocado para el choque a 23 futbolistas, entre los que se cuentan los canteranos Carlos Domínguez (ya habitual), Fernando Medrano, Pablo Durán y el portero Cristian Joel, que ha relevado a última hora a Coke Carrillo, enfermo de gripe.

El Espanyol, mientras, llega al choque liguero con buenas sensaciones tras su convincente actuación liguera en el Camp Nou y con la necesidad de realizar también algunas rotaciones tras el gran esfuerzo que supuso el duelo del pasado sábado contra los azulgranas. Diego Martínez mira también de reojo al nuevo derbi que su equipo disputará el sábado frente al Girona.

Suscríbete para seguir leyendo