El portugués Carlos Carvalhal, entrenador del Celta, destacó este viernes que su equipo se encuentra "en un proceso de cambio de forma de jugar", por eso pidió "tiempo" para corregir los puntos débiles.

"Estamos en un proceso de evolución, de cambio de forma de jugar. Muchas veces los futbolistas juegan de memoria porque han trabajado mucho una idea, pero tenemos muy identificado lo que necesitamos mejorar y lo que estamos haciendo bien", afirmó en rueda de prensa.

El equipo celeste disputará mañana su segundo amistoso contra el Vizela, después de empatar el pasado miércoles con el Boavista (1-1).

"Es un adversario muy incómodo con el balón porque tiene una forma de jugar muy corta, muy organizada", declaró Carvalhal sobre su próximo rival, decimotercero en la Primera División portuguesa.

En este sentido, el técnico celeste dijo que para él sería "fácil" elegir a un rival "al que podíamos ganar 4-0 o 5-0", pero eso no sería bueno para sus intereses.

"Nos estaríamos engañando a nosotros mismos porque no íbamos a verificar las debilidades que tenemos en el equipo. Los amistosos sirven para corregir y este test es de mucha exigencia", apuntó.

Carvalhal considera que su equipo ha mejorado en "ganar el balón" y en llegar "rápido" a la portería contraria respecto a los últimos partidos de LaLiga.

"Defensivamente, el bloque lo hicimos bien el 70 por ciento del tiempo. El 30 restante abrimos espacios y el contrario lo aprovechó", lamentó el entrenador, que insistió en que tienen "mucho trabajo que hacer" antes de retomar la competición oficial.