El Celta afronta la primera cita de la pretemporada exprés programada durante el Mundial por Carlos Carvalhal con un interesante encuentro preparatorio frente al Boavista (Balaídos, 18.00 horas, Celta Media), que el técnico celeste aprovechará para evaluar futbolistas sobre el terreno contra un adversario más rodado y exigente y ensayar las alternativas tácticas que pretende inculcar al equipo para el retorno a la competición tras el parón liguero.

El duelo frente al conjunto ajedrezado será el primero de una serie de amistosos que el entrenador del Celta ha programado ante rivales de la Liga Nos y la Premier League con el doble objetivo de adaptar al equipo a sus postulados futbolísticos y afinar la puesta a punto del grupo mientras la competición esté detenida con la idea de llegar al duelo copero frente al Gernika del próximo 22 de diciembre con los deberes hechos y en el mejor punto de forma posible para certificar el pase en la Copa e iniciar la remontada en LaLiga. “Queremos equipos que nos creen dificultades para percibir nuestros puntos débiles y fuertes y después trabajarlos y mejorar hasta el partido de Copa del Rey, que es el que nos interesa”, declaró ayer el preparador celeste al canal oficial del club.

Valora en especial Carvalhal el hecho de que el Boavista no haya parado durante el Mundial, ya que en el país vecino la competición ha continuado para disputar la Copa de la Liga, con lo que el rival tendrá “más ritmo” que el Celta. y le pondra al choque “un alto grado de exigencia” que le permitirá detectar qué aspectos del juego necesita mejorar y corregi el Celta. “Tenemos que soportar la intensidad del contrario porque va a ser una exigencia grande porque van a estar preparados en la capacidad física y en intensidad”, explicó el técnico céltico, que no escatimó elogios hacia el adversario. “Escogimos al Boavista porque es un equipo muy intenso. Buscamos un rival que esté en un nivel de intensidad superior para poner a nuestros jugadores al límite. Estos partidos sirven para mostrar debilidades que se pueden solucionar en los entrenamientos”, precisó.

El partido cuenta con el aliciente adicional de ser abierto al público –Carvalhal ha puesto un especial énfasis tras su llegada en fortalecer el vínculo con la afición– y el componente histórico de haber sido el Boavista el equipo que por primera vez se enfrentó al Celta en un amistoso el 23 de septiembre de 1923, un mes después de la fusión del Sporting Vigo y el Real Fortuna, hace 99 años, 2 meses y 13 días.

Carlos Carvalhal ha citado para el choque a 21 futbolistas. Entre los citados no se encuentra Hugo Mallo, ya con el alta médica, pero a quien el técnico ha preferido reservar en este primer amistoso. Tampoco estará Augusto Solari, que sigue en proceso de recuperación de la lesión de tobillo sufrida el pasado mes de octubre, ni Joseph Aidoo, que cuenta con unos días de vacaciones tras participar con Ghana en la fase de grupos del Mundial.

Sí estará, en cambio, disponible Luca de la Torre. El californiano regresó a Vigo a las 48 horas de que Estados Unidos cayese eliminado en Catar con la idea de afinar su puesta a punto de cara al retorno de la competición, pues no pudo entrenarse a las órdenes de Carlos Carvalhal antes de concentrarse con su selección en Doha. El técnico confirmó que el estadounidense “ha vuelto con falta de ritmo de competición y queremos proporcionarle progresivamente minutos”, pues considera que “tiene capacidad para hacer cosas en el Celta”.

Otra buena noticia para Carvalhal es que va a poder disponer contra el undécimo clasificado de la Liga Nos de Augustín Marchesín, cuya participación en el choque estaba en duda debido al problema muscular que el guardameta argentino sufrió la pasada semana durante un entrenamiento en la ciudad deportiva. Las pruebas médicas practicadas al cancerbero desvelaron que tan solo sufría una elongación en el aductor mayor de su pierna derecha de la que ya está recuperado.

El entrenador del Celta ha incluido en la convocatoria para el choque a cuatro canteranos y seguramente no han sido más debido a que el filial juega esta noche partido de Primera RFEF frente al Talavera. La gran novedad en la lista es el juvenil Javier Rodríguez, futbolista del Celta C Gran Peña que se va a estrenar con los profesionales. En la lista figuran también los tres jugadores del filial que están habitualmente en la dinámica del primer equipo: Coke Carrillo Gabri Veiga, Carlos Domínguez y Pablo Durán.

Por otra parte, Carlos Carvalhal ha confirmado que el segundo de los amistosos programados esta semana contra rivales portugueses, el sábado frente al Vizela, decimotercer clasificado de la Liga Nos, se va a disputar a puerta cerrada en la ciudad deportiva y no abierto al público en Balaídos, como pretendía inicialmente el técnico. “Había prometido que íbamos abrir las puertas en un partido que hacíamos el sábado pero, por cuestiones de seguridad, no fue posible”, anunció ayer el preparador céltico.