El Celta B se propone apelar esta noche a su fortaleza como visitante para recuperar el terreno cedido en la última jornada como local y hacer bueno frente al Talavera de la Reina (El Prado, 21.00 horas) el empate arañado en Balaídos ante el Algeciras tras neutralizar una desventaja de dos goles en los últimos 20 minutos de partido.

Necesita el filial un triunfo que le permitiría acumular cuatro jornadas consecutivas sin conocer la derrota y acercarse a los puestos de promoción de ascenso, un objetivo que no está inicialmente en el programa en esta temporada, del que le separan 9 puntos. La distancia es considerable, pero el remodelado conjunto que dirige Claudio Giráldez va de menos a más en el torneo y no descarta meterse en una pelea para la que no estaba destinado esta temporada.

No tendrá una papeleta fácil el filial ante el Talavera de la Reina, equipo que lucha por poner distancia con los puestos de descenso. El conjunto que dirige Pedro Díaz ocupa la penúltima posición de la tabla con solo ocho puntos, pero ha reaccionado en las últimas jornadas y acumula tres partidos consecutivos sin perder con un balance de 7 puntos de 9 posibles doblegar a domicilio al San Sebastián de los Reyes y el Unionistas de Salamanca y empatar en casa contra el Linense.

Claudio Giráldez podrá disponer de todos sus efectivos, salvo los cuatro jugadores del filial en dinámica del primer equipo que Carlos Carvalhal ha convocado para el amistoso de esta tarde contra el Boavista: Coke Carrillo, Gabri Veiga, Carlos Domínguez y Pablo Durán.