El Celta retornó ayer a los entrenamientos en la ciudad deportiva para iniciar la segunda fase de la pretemporada otoñal con la novedad del estadounidense Luca de la Torre, que se ha reincorporado al trabajo con el equipo celeste solo 48 horas después de la eliminación de Estados Unidos en los octavos de final del Mundial de Qatar. De la Torre, que se despidió del torneo sin tener minutos con su selección, ha adelantado su regreso al Celta con la idea de afinar su puesta a punto y asimilar cuanto antes las ideas del nuevo entrenador. En los próximos días se espera la llegada de Joseph Aidoo, el otro internacional celeste con presencia en Catar, cuya participación con Ghana concluyó, también sin minutos sobre el césped, el pasado viernes tras al duelo contra Uruguay de la última jornada del Grupo H.

La buena noticia de la jornada la protagonizó Agustín Marchesín, al que se vio entrenándose con normalidad después de que la pasada semana se le diagnosticase una elongación muscular en el aductor mayor derecho. El guardameta argentino podría estar ya disponible para el choque de mañana frente al Boavista (Balaídos, 18.00 horas). El choque, primero de los dos programados esta semana por Carlos Carvalhal contra equipos de la Liga Nos, será retransmitido en directo a través del canal de You Tube de Celta Media. La entrada al estadio será gratuita.

El entrenador del Celta ha programado esta semana cuatro sesiones de trabajo en la ciudad deportiva, amén de dos encuentros de preparación, el de mañana frente al Boavista, y el del sábado contra el Vizela, otro rival de la Primera División portuguesa, cuyo escenario y horario está por determinar.