Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Celta eleva su presupuesto

La junta aprueba sus cuentas con un superávit de 132.000 euros tras recortar 10.9 millones sobre la previsión de pérdidas - El club manejará este curso 87,7 millones con una previsión de ganancia de 0,5

Asamblea de Socios del Real Club Celta. José Lores

La junta de accionistas del Celta aprobó ayer por abrumadora mayoría las cuentas del ejercicio 2021-22 y el presupuesto de la temporada en curso, que asciende a 87,4 millones con una previsión de beneficio de 500.000 euros. La cuenta de resultados del pasado curso, que inicialmente contemplaba pérdidas por importe casi 11 millones de euros arrojó finalmente un beneficio de 131.999 euros gracias a las ventas de jugadores el pasado verano y, en concreto, el traspaso de Brais Méndez a la Real Sociedad por 14 millones, con un beneficio de 13,3. Con este resultado, el Celta vuelve a la senda de los beneficios tras arrojar el ejercicio precedente unas pérdidas de 13,3 millones como consecuencia de la pandemia. No obstante, según reveló la directora financiera, María José Herbón, aunque los ingresos se han recuperado comparativamente a con la temporada 20-21, están aún muy lejos de las temporadas previas a la pandemia.

La junta se celebró, al igual que el pasado año de forma presencial y telemática y fue de las menos concurridas de los últimos años. Apenas 17 accionistas asistieron presencialmente y otros 5 lo hicieron de modo telemático con un total de 280.384 acciones representadas, el 74,42 por ciento del total.

En lo que se refiere a la cuenta de resultados, el Celta ingresó el pasado curso 85,6 millones sobre una previsión inicial de 71, millones, según la cuenta de resultados que el club presentó ayer a sus accionistas. De estos, 49,5 millones procedieron de derechos televisivos, 14,5 millones correspondieron a ventas de jugadores, 5 millones a ingresos por abonos y taquillas y 12 millones a publicidad, una partida que ha aumentado de forma significativa con respecto al ejercicio anterior. Hubo, asimismo, una leve recuperación de ingresos por abonos y taquilla y una tenue caída de los ingresos televisivos. El patrimonio neto de la entidad al cierre del ejercicio asciende a 86 millones de euros.

María José Herbón, directora financiera, durante la junta. José Lores

Herbón explicó que el Celta invirtió la pasada temporada en tres áreas estratégicas: jugadores, ciudad deportiva Afouteza y herramienta de digitalización. La inversión realizada en estas áreas en las últimas cinco temporadas ascendió a 128 millones de euros. El club vigués exhibe músculo en ratio de liquidez (capacidad para atender a proveedores con recursos de tesorería), ratio de endeudamiento (relación entre pasivo y patrimonio neto) y eficiencia operativa.

Los fondos propios de la entidad siempre superan las deudas, tanto a corto como a largo plazo, mientras que la liquidez en caja de la entidad asciende a 41 millones. Por otra parte, la diferencia entre gastos e ingresos por la plantilla deportiva no superó el 70 por ciento de los ingresos anuales, tal como recomienda LaLiga.

El club dispuso de 34 millones del préstamo de CVC

El Celta ha dispuesto 34 de los 36 millones de euros del primer plazo del préstamo recibido del fondo de inversión CVC. El montante global del préstamo asciende a 86 millones de euros que el club vigués percibirá en tres plazos en los próximos años. De este dinero, el Celta puede destinar un 15 por ciento a la compra de futbolistas, otro 15 por ciento al incremento del límite salarial (que el club ha elevado de forma considerable) y el resto debe destinarse a inversión en infraestructuras. El presidente Carlos Mouriño indicó a este respecto que el préstamo de CVC permite competir para incrementar el límite salarial de la plantilla y al mismo tiempo “hacer inversiones” y “generar ingresos recurrentes”.

La Junta de accionistas aprobó, asimismo, un presupuesto de 87,4 millones con una previsión de beneficios de 524.000 euros. El club prevé ingresar 49,5 millones por derechos televisivos, 12.2 millones por publicidad, 5 millones por abonos y 14,5 millones por venta de futbolistas, entre otros apartados. Maria José Herbón lo calificó como el “más ambicioso” de los últimos años pese al contexto de “incertidumbre que vive el fútbol".

En cuanto a los gastos, el grueso del presupuesto se destinará al pago de la plantilla profesional (que alcanza los 49,7 millones); 6,8 millones corresponden al personal no deportivo y 16 millones a amortizaciones de jugadores. 

El traspaso de Brais Méndez reportó 14 millones

La venta de Brais Méndez a la Real Sociedad aportó al Celta 14 millones de euros y un beneficio de 13,3 millones. Fue la venta más importante del mercado de verano y el principal motivo del superávitt que han arrojado las cuentas del club. La otra venta importante fue la del internacional mexicano Néstor Araújo, por cuyo traspaso al América se ingresaron 3 millones (1,4) de beneficio, según las cuentas presentadas ayer por el club.

El Celta recibió asimismo diversas cantidades por traspaso de jugadores de anteriores temporadas: 750.000 euros por Lobotka, 671.000 por Jonny Otto, 285.000 por Pione Sisto, 98.179 por Andrew Hjulsager, 31.387 por Mathias Jensen, 25.000 por Álvaro Lemos y 20.000 por David Vilan.

Otra importante partida de ingresos correspondió a los ingresos percibidos por cesión de jugadores a otros equipos la pasada temporada.

Ingresos por cesiones

Así, la entidad que preside Carlos Mouriño percibió 75.000 euros por el préstamo de Iván Villar al Leganés, 28.000 por los seis meses de cesión de Miguel Baeza a la Ponferradina e ingresó, asimismo, 187.286 euros por partidos de selecciones. El importe global de las cesiones ascendió a 290.286 euros.

El club celeste ingresó, por otra parte, 46.400 euros en concepto de derechos de formación, de los cuales 5.382 correspondieron a Lucas Boyé, 20.165 a Joseph Aidoo, 50.310 a Diego Costas, 11.245 a Andrew Hjulsager y 4.582 a Aitor Mañas.

Compartir el artículo

stats