Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La carrera de fondo de los capitanes

Aspas alcanza en número de partidos a Mallo y pugna ya con el marinense por dar caza a Manolo

Mallo y Aspas, en un partido en Balaídos. Ricardo Grobas

A Hugo Mallo le ha salido un duro competidor en su objetivo de dar caza a Manolo Rodríguez Alfonso, el Gran Capitán, como jugador con más partidos con la casaca del Celta. Se interpone en su camino nada menos que Iago Aspas, el mejor jugador de la historia del club, en una pugna sin favorito claro que tardará todavía dos o tres temporadas en resolverse. Tras el último compromiso liguero disputado el pasado 10 de noviembre en Vallecas, el delantero moañés ha igualado al marinense en número de partidos como celeste. Ambos suman 432 encuentros, 101 menos que Manolo.

Durante bastante tiempo se dio por hecho que solo Mallo tenía a su alcance el récord de 533 partidos con la camiseta celeste establecido por Manolo en 1982, el año de su retirada, después de 16 temporadas de ininterrumpida militancia en el conjunto vigués. Al igual que se espera que haga Mallo, Manolo solo defendió los colores del Celta. Siendo joven, el histórico capitán celeste estuvo cerca de fichar por el Real Madrid, pero el Celta ejerció su derecho de retención –los clubes podían en aquel entonces mantener indefinidamente a los futbolistas en nómina– e impidió su fichaje por el conjunto blanco.

Iago Aspas dejó el equipo durante dos temporadas para militar en el Liverpool y el Sevilla antes de regresar a Balaídos para convertirse en el futbolista más importante de la década y, seguramente, de la historia del club. Estas dos temporadas alejado de Vigo dieron al marinense ventaja en la tentativa por igualar el histórico récord de Manolo. Hugo es cuatro años más joven que Iago y ambos llegaron la misma temporada al primer equipo, el marinense desde el juvenil, sin pasar por el filial, lo que incrementaba, si cabe, sus posibilidades.

JUGADORES TOP CELTA w Hugo Barreiro

Mallo ha ido en cabeza desde el curso 2013-14 , cuando Iago dejó el Celta, pero la grave lesión de rodilla sufrida en marzo pasado lo mantuvo varios meses alejado de los terrenos de juego y le hizo perderse los nueve últimos partidos de Liga. Este curso se ha perdido ya tres por una lesión en el muslo derecho de la que, a la espera de recibir el alta médica, ya se ha recuperado. En su ausencia, Aspas ha ejercido la capitanía del Celta, hasta alcanzar en el último compromiso liguero contra el Rayo Vallecano 51 partidos luciendo el brazalete. Mallo jugó su primer partido como capitán celeste el 31 de octubre de 2015 en Anoeta y lleva luciendo el brazalete desde enero de 2016, salvo en los partidos que se ha perdido por lesión o sanción y el breve tiempo en que Óscar García le retiró los galones.

Aspas ha alcanzado a Mallo en número global de partidos, pero el marinense es todavía el futbolista celeste que más partidos ha jugado con el Celta en Primera División: 294. En este apartado supera a Manolo, que disputó 226 y también a Alexander Mostovoi, quien hasta no hace mucho era el jugador que en más ocasiones había defendido la casaca celeste en la máxima categoría (235). Hace ya tiempo que Aspas ha superado también al legendario futbolistas ruso. El moañés contabiliza 283 en Primera con el Celta, es decir, 11 partidos menos que Mallo. En el cómputo global, ambos suman 432: 294 de Liga, 37 de Copa del Rey, 87 de Segunda División, 2 de promoción de ascenso y 12 de Europa League Mallo; y 283 de Liga, 32 de Copa, 103 de Segunda División, 3 de promoción de ascenso y 12 de Europa League Aspas.

Aspas y Mallo, en Afouteza. FDV

Mallo está ya recuperado de la lesión muscular que lo mantuvo fuera en los últimos tres partidos, con lo que ambos parten igualados en esta carrera de fondo. Para alcanzar a Manolo necesitan jugar todavía 101 partidos, lo que va a requerir casi tres temporadas completas. Demasiado tiempo como para adelantar acontecimientos. Para conseguirlo, Aspas necesitaría prolongar su actual contrato al menos otra temporada –algo que no parece difícil viendo el gran nivel de forma que el moañés ofrece cada nuevo ejercicio– y elevar su edad de jubilación del fútbol como mínimo hasta el año 2027.

Hugo Mallo, de 31 años, concluye contrato con el Celta en junio próximo, aunque su renovación se da por segura, tal como ha confirmado en repetidas ocasiones el presidente Carlos Mouriño. El nuevo contrato no será seguramente inferior a dos temporadas, aunque el recorrido de Mallo, de 31 años, en el fútbol (y en el Celta) se adivina mayor.

Que alguno de los dos acabe por dar caza a Manolo y quién puede hacerlo antes va a depender de diversos factores. Mallo es más joven y tiene a su favor el elemento tiempo, pero es más propenso a las lesiones. A sus 35 años, Aspas se ha mostrado más regular en su rendimiento y no se ha visto apenas afectado por la lesiones. La única de cierta gravedad que lo ha golpeado fue la dolencia muscular que lo mantuvo durante tres meses inactivo para regresar acelerando los plazos al rescate del Celta en la histórica remontada contra el Villarreal.

Hugo, a punto; Solari ya toca balón

El regreso del Celta a los entrenamientos sigue proporcionando buenas noticias a Carlos Carvalhal en torno a la recuperación de Hugo Mallo y Augusto Solari. El capitán celeste participó ayer con normalidad en la doble sesión de trabajo dispuesta por el preparador celeste en la ciudad deportiva y todo indica que estará en plenitud de facultades para afrontar el partido de Copa del Rey contra el Gernika el próximo 22 de diciembre. Antes, durante los cuatro amistosos programados en las próximas semanas por e Celta, el marinense podrá afinar su puesta a punto. Pero no solo Mallo proporcionó ayer buenas noticias. Augusto Solari avanza también en la recuperación de su lesión de tobillo. El argentino ya toca balón y, si no se produce ningún retroceso, también podría estar en condiciones de ser convocado para el duelo copero. A Solari se le pronosticó un plazo de recuperación de entre seis y ocho semanas de baja de las que ya se ha cumplido el mínimo, con lo que, si no se producen contratiempos, también debería estar disponible para la Copa del Rey. La doble sesión de trabajo celebrada ayer en Mos dejó la constatación de que Carvalhal tiene presentes a los chicos de la cantera. El técnico luso contó en el entrenamiento de ayer con Sergio Barcia, Raúl Blanco, Miguel Rodríguez, además de los dos futbolistas con ficha en el filial que forman parte de la dinámica del primer equipo: Gabri Veiga y Carlos Domínguez. Carvalhal ha programado esta semana seis sesiones de trabajo con un partido de entrenamiento el sábado abierto al público en Balaídos.

A Sede alberga la junta de accionistas

El Salón Regio de A Sede alberga a partir de las 19.00 horas la junta anual de accionistas del Celta con posibilidad de asistencia física y voto presencial o telemática y el examen y la aprobación de las cuentas del pasado ejercicio y la aprobación del presupuesto para la temporada en curso como principales puntos del orden del día.

Compartir el artículo

stats