¿Mala gestión o falta de recursos?

Técnicos avalan las razones de Coudet para no agotar los cambios en 8 de los 10 partidos de Celta | “Nadie mejor que el sabe lo que le conviene a su equipo”, concuerdan

Eduardo Coudet, el pasado miércoles en el banquillo del Nuevo Zorilla.

Eduardo Coudet, el pasado miércoles en el banquillo del Nuevo Zorilla. / LOF

El Celta naufragó en Pucela en el primero de los partidos sobre el papel asequibles tras un espinoso tramo de calendario en otro partido de graves errores en ambas áreas en el que Coudet no agotó los cambios. La goleada sufrida a manos de un recién ascendido Valladolid, tercera consecutiva de los celestes, arroja dudas sobre si la gestión de los recursos que ha hecho el técnico es la adecuada. ¿Está sacando el Chacho el máximo provecho de los medios que tiene a su disposición o realmente no tiene en el banquillo nada que pueda aproximarse al nivel de lo que pone en el campo? El debate está servido.

La conclusión de los técnicos consultados por este diario es que nadie sabe mejor que Coudet qué puede aportarle cada uno de sus jugadores en cada momento y, aunque pueda equivocarse, el argentino no toma las decisiones por capricho.

“Los que estamos fuera no conocemos para nada cómo está cada jugador. Es posible que el entrenador quiera hacer más cambios, pero tenga tres jugadores que no den el nivel o estén por debajo de sus condiciones normales. Todo eso lo desconozco” señala Paco Herrera, artífice del último ascenso del Celta a Primera División. “El puede tener razones que los demás desconocemos”, agrega.

Luis César Sampedro, que ha dirigido, entre otros equipos, al Deportivo, el Lugo, el Albacete o el Nástic de Tarragona coincide. “El que cuida el huerto es el que mejor sabe cómo está. El entrenador solo quiere vencer, ganar partidos. Los entrenadores no tienen proyecto, sino que cumplen objetivos. El proyecto es sobrevivir mes a mes. Si no consiguen los puntos, tienen problemas. No se pueden juzgar las decisiones de los demás sin saber cuáles son las razones que te llevan a tomar esas decisiones. Hay que ponerse en sus zapatos”, observa.

Luis César no cree que desde fuera se puedan cuestionar los motivos del Chacho. “Lo que quiere el entrenador es ganar. Y con las sensaciones que el grupo le transmite trata de optimizar sus recursos y tratar de mejorar el conjunto. Es sencillo juzgar a los demás cuando acaba un partido, pero hay que saber las razones que le llevaron a tomar esas decisiones”, apunta.

El preparador arousano distingue entre resultados y sensaciones. “El fútbol no es una ecuación, hay variables. Lo que hay que considerar, por encima de los resultados, es cuánto genera el equipo y cuánto concede. Y concedo antes de lo que genero o genero después que concedo,” argumenta. No obstante, admite que los resultados son los que generan las dinámicas de los equipos: “Lo más difícil del fútbol es tratar de que la confianza de los jugadores no decaiga. Y el problema es que cuando no se consiguen resultados durante un tiempo la confianza decrece más allá de si juega bien o juega mal”.

Moncho Carnero, extécnico del Celta y comentarista futbolístico, no difiere del análisis de sus colegas. “Hay jugadores que no conozco, como De la Torre y Swedberg. No sé lo que pueden dar ni si se pueden aprovechar. El otro día De la Torre tuvo 20 minutos muy interesantes contra el Betis, pero no puedo hablar de él porque no lo conozco” comenta. “Son jugadores que están en plantilla y en momentos puntuales, cuando las cosas no están funcionando, se debería poder aprovecharlos, pero me imagino que el Chacho es el que los está viendo todos los días y cuando no los pone a jugar será porque entiende que no mejoran a los que está poniendo”, precisa.

Carnero opina que quizás podría haber dado algún descanso en Valladolid con el partido ya decidido, pero le parece que el Celta ha mejorado su plantilla con respecto al pasado curso, a pesar de que “hay jugadores que de momento no están dando el nivel que esperábamos como Óscar Rodríguez o Carles Pérez”. El extécnico no cree que la situación sea demasiado preocupante y cree que el Celta no tendrá problemas “para acabar LaLiga entre el octavo y el duodécimo puesto”.

Jacobo Montes, entrenador del Coruxo, concuerda con sus colegas, aunque con algún matiz. “Creo que hay un poco de todo. Partimos de la base que el Chacho es un entrenador al que le gusta mover poquito lo que él cree que tiene para competir en el partido. Hay situaciones que chirrían como no dar minutos o descansos cuando vas perdiendo por 4-1 en el minuto 80, pero yo no soy quién para decir por qué lo hace ni cómo lo hace. Yo no sé si el futbolista que no juega merece los minutos. Hay muchas variables que se nos escapan. Nos falta información para hacer cualquier tipo de valoración”, relata. “El que mejor conoce a sus futbolistas es él, que los ve todos los días, mide los kilómetros que recorra a diario, la intensidad con que trabajan, el nivel de cansancio...A partir de ahí los ajenos podemos hacer cualquier apreciación pero la haremos sin tener toda la información”, razona. “El Chacho toma decisiones para intentar ganar los partidos y nadie mejor que él sabe lo que conviene a su equipo”, remacha.

Suscríbete para seguir leyendo