BLACK FRIDAY 50% Dto + 1mes Gratis Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Enemigos íntimos y líderes del gol

Balaídos pone frente a frente a los dos mejores delanteros españoles del momento, el céltico Iago Aspas y el bético Borja Iglesias | Formados en A Madroa, nunca llegaron a coincidir en el campo como celestes

Aspas e Iglesias, en A Madroa cuando el santiagués era máximo goleador del Celta B. Ricardo Grobas

Balaídos pone este domingo frente a frente a Iago Aspas y Borja Iglesias, los dos mejores delanteros españoles del momento y desde hace algunos años enemigos íntimos. Ambos se criaron entres las nieblas de A Madroa, pero emprendieron caminos separados, el moañés de retorno para convertirse por derecho propio en el mejor futbolista de la historia del Celta; el compostelano para triunfar en la emigración con el Betis, donde ha alcanzado su versión más afiliada, tras consolidarse como goleador con el Espanyol.

Aspas e Iglesias no llegaron a coincidir en el primer equipo celeste. Berizzo hizo debutar en Primera División al compostelano en enero de 2015 en el Ramón Sánchez Pizjuán cuando el morracense (que vio aquel partido en el banquillo rival) militaba en el Sevilla. Borja disputó apenas 11 minutos en sustitución de Santi Mina. El curso siguiente, ya con Aspas de vuelta en Vigo, Berizzo solo empleó al santiagués en un partido de Copa del Rey frente al Cádiz en el que Aspas descansaba.

Pese a no haber coincidido sobre el verde como celestes, ambos se profesan desde hace tiempo admiración mutua. “Iago es un símbolo del celtismo. Representa todos los valores que queremos seguir, un espejo en el que mirarnos lo canteranos. Viendo su personalidad y su forma de vivir el club transmite celtismo por donde va”, declaraba Iglesias sobre el moañés a FARO en un reportaje publicado en abril de 2017, cuando Aspas acariciaba su primer Trofeo Zarra e Iglesias era el máximo goleador de todas las competiciones nacionales con el filial del Celta. “Lo que está haciendo Borja tiene mucho mérito. Superar los 20 goles ya es complicado y él va camino de los 30 en una competición tan dura como la Segunda B”, replicaba Iago, que auguraba al santiagués un importante futuro en el primer equipo del Celta.

“Iago es un símbolo del celtismo. Representa todos los valores que queremos seguir, un espejo en el que mirarnos lo canteranos. Viendo su personalidad y su forma de vivir el club transmite celtismo por donde va” (Declaraciones a FARO en abril de 2017)

Borja Iglesias - Jugador del Betis y excéltico

decoration

Pero ese paso nunca llegó a darse. Unzué prefirió a Guidetti y a Maxi Gómez y Borja fue cedido el siguiente curso al Zaragoza. Los 22 goles anotados con el conjunto maño en Segunda División llamaron la atención de Joan Francesc Ferrer, Rubí, que lo reclutó el siguiente curso para el Espanyol, que pagó 10 millones (la cláusula de rescisión) por su traspaso. Con el cuadro perico, Borja hizo 17 tantos, su récord hasta la fecha en Primera. Rubí se lo llevó luego al Betis, que pagó 22 millones por hacerse con sus servicios y, donde tras una difícil primera campaña, se ha consolidado como la principal referencia ofensiva del equipo sevillano y acaba de alcanzar la internacionalidad.

El Panda, apodo heredado de sus tiempos del filial celeste, comparece en Balaídos en su mejor momento futbolístico hasta la fecha. Iglesias ha marcado 6 goles en 6 partidos y lidera provisionalmente el gol nacional con uno de ventaja sobre Aspas, cuatro veces vencedor del Trofeo Zarra.

El céltico era el primero en el escalafón hasta hace un par de jornadas y rara vez en estos años ha ido por debajo del bético. En la cuarta jornada Iago Aspas llevaba, de hecho, 6 goles, los mismos que el polaco Lewandowsky, máximo artillero de lo que se lleva disputado de campeonato, con 8 tantos. El moañés aspira a convertirse esta temporada en el primero en conquistar cinco Zarras.

Aspas e Iglesias se han cruzado en ocho ocasiones en el campo en LaLiga con balance netamente favorable al céltico. El Panda se han enfrentado al Celta con el Betis y el Espanyol ocho veces y apenas ha logrado un gol en estos ocho enfrentamientos. Lo marcó en el último partido de la temporada 2020-21, contribuyendo decisivamente a un triunfo por 2-3 que privó a Coudet de batir la racha histórica de victorias consecutivas con el Celta en Primera División. A nivel de equipo, sus resultados frente al Celta han sido bastante mejores: tres victorias, cuatro empates y una sola derrota.

Aspas e Iglesias se han cruzado en ocho ocasiones en el campo en LaLiga con balance netamente favorable al céltico. El Panda apenas ha logrado un gol. Iago le ha marcado cuatro tantos a los equipos de Iglesias, todos en enfrentamientos contra el Betis

decoration

En estos mismos ocho encuentros Iago le ha marcado 4 tantos a los equipos de Iglesias, todos en enfrentamientos contra el Betis. Los dos primeros no sirvieron para evitar la derrota del Celta, que perdió por 2-3 en Balaídos y 2-1 en el Benito Villamarín en la temporada 2020-21. El pasado curso, sin embargo, Aspas firmó un doblete en el Villamarín en uno de los mejores partidos del Celta esa temporada. Era el tercer doble que el céltico le hacía al Betis a lo largo del tiempo. El último enfrentamiento ante el conjunto heliopolitano acabó en un empate sin goles.

El moañés recibe hoy su cuarto Zarra

Iago Aspas recibirá hoy formalmente el Trofeo Zarra conquistado la pasada temporada. Será en la Gala del Deporte del Diario Marca, que otorga el galardón que acredita al máximo artillero nacional de LaLiga. El delantero del Celta recibirá el permio conjuntamente con Raúl de Tomás, autor de 17 tantos el pasado curso. Aspas anotó 18, pero Marca le resta uno, que concedió en propia meta al nazarí Antonio Puertas, con lo que el premio será compartido.

Para De Tomás será su primer Zarra. Aspas acumula cuatro, logro que históricamente solo ha estado al alcance de David Villa y que el céltico puede superar esta temporada. El artillero celeste ha ganado cuatro de los últimos seis galardones y es por ahora el único delantero español que ha sido capaz de sumar tres, los conseguidos en los cursos 17-19, 18-19 y 19-20, de forma consecutiva. A estos cuatro Trofeos Zarras, hay que sumar el conseguido en el temporada 2011-12 como máximo goleador de Segunda División con un registro de 23 goles que fueron claves para devolver al Celta a Primera División. El moañés ha iniciado la temporada con sus mejores números hasta la fecha, con 5 goles en las seis primeras jornadas de Liga.

Compartir el artículo

stats