Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ADN Celta lidera el gol en LaLiga

Cuatro futbolistas formados en A Madroa figuran entre los seis máximos goleadores del campeonato español | Iago Aspas, Borja Iglesias, Joselu y Brais Méndez, entre los mejores de los últimos años

Aspas y Brais celebran un gol, en el partido de la temporada pasada contra el Real Madrid. Alba Villar

El ADN del Celta lidera el gol en LaLiga. Los delanteros criados entre las nieblas de A Madroa llevan años entre los más prolíficos del campeonato español y van camino de pulverizar esta temporada sus mejores registros anotadores. Ningún otro club ha aportado tantos goles ni exportado semejante cantidad de goleadores a otros equipos. Iago Aspas, Borja Iglesias, Joselu Mato y Brais Méndez figuran entre los mejores delanteros del momento.

Aspas asombra en el Celta después de una década haciendo historia en LaLiga; Iglesias, acaba de alcanzar la internacionalidad con el Betis; Joselu se ha convertido en jugador franquicia del Espanyol tras brillar en temporadas anteriores con el Alavés; y Brais Méndez triunfa en la Real Sociedad después de dejar este verano 15 millones de euros en las arcas del club celeste.

Aspas, Iglesias, y Joselu acumulan años de experiencia y éxitos. Brais ha marcado menos goles, pero ha experimentado un enorme crecimiento en poco tiempo y este año ha tomado impulso.

Basta un vistazo a la tabla de goleadores de LaLiga para constatarlo. El escalafón lo encabeza Robert Lewandowsky, titular de la Bota de Oro, con un impresionante registro de 8 goles en 6 partidos con el Barcelona. Siguen al crack polaco Borja Iglesias, con 6 dianas, y Iago Aspas, con 5. Y tras ellos marchan Brais y Joselu, con tres tantos cada uno.

Hugo Barreiro

Con 35 años cumplidos, el incombustible artillero moañés mejora en este arranque de curso las prestaciones anotadoras que lo han convertido en el más eficiente delantero español de la última década. Después de igualar la pasada temporada al gran David Villa, el céltico aspira convertirse este curso en el primer futbolista que consigue cinco Trofeos Zarra. Borja Iglesias, Joselu y Brais también aspiran al galardón. El compostelano y el silledense ya han estado en el pelea con Iago en estos últimos años. Brais se ha sumado este curso.

La regularidad de Aspas no es novedad. El moañés ha marcado goles de todos los colores a prácticamente todos los equipos de LaLiga y contabiliza siete temporadas consecutivas anotando 14 o más dianas, logro que solo ha estado al alcance de un puñado de elegidos de talla planetaria, como Leo Messi, Karim Benzema, Luis Suárez o el propio Robert Lewandowsky.

El moañés es el máximo goleador histórico del conjunto vigués en Primera División y se le considera, por aclamación, el mejor jugador de la historia del club. A los incontables hitos que el artillero morracense ha establecido en estos años, se ha sumado este curso el de haberse acercado al registro del legendario Pahíño de hacer marcado consecutivamente en las cuatros primeras jornadas ligueras (6 goles en 4 partidos). El hechizo se perpetúa.

La estela de Iago Aspas la ha seguido en las últimas temporadas Borja Iglesias, una de las perlas perdidas de A Madroa. El Celta no apostó por él en su momento y el Panda, tras convertirse en máximo goleador de Segunda B con el filial, e y anotar al curso siguiente 22 goles en Segunda División con el Zaragoza, decidió cambiar de aires.

Tras su cesión al club maño, Joan Francesc Ferrer, Rubí, lo reclutó para el Espanyol, que pagó 10 millones por su traspaso. Su paso por el conjunto perico fue fructífero, aunque fugaz. Anotó 17 goles, su mejor registro en Primera División, pero a final de temporada Rubí se lo llevó con él al Betis, que pagó 22 millones por hacerse con sus servicios. El éxito no le llegó a Iglesias de inmediato en Heliópolis. Rubí fue despedido a los pocos meses de su fichaje y la llegada de Manuel Pellegrini le restó protagonismo, aunque temporada a temporada fue ganándose la confianza del Ingeniero, para quien actualmente es intocable. Su primera temporada con el Betis (3 goles) no pasará a la historia (pensó incluso en cambiar de aires), pero no defraudó en cuanto Pellegrini le dio minutos: 11 goles en el curso 20-21, 11 la pasada campaña y 6 en los 6 primeros partidos de la temporada en curso.

La trayectoria de Joselu Mato, a quien el Celta trató de repescar infructuosamente en el último mercado, es más dilatada y errante. Vendido en tiempos de estrechez por poco más de un millón de euros al Real Madrid, el artillero de Silleda ha sido todo un trotamundos del fútbol, con experiencias en Alemania (Hoffenein, Eintracht y Hannover) e Inglaterra (Stoke City Newcastle con un breve paso cedido al Deportivo) antes de recalar en el Alavés y ahora en el Espanyol. Sus números hablan por sí mismos: 14 goles el pasado curso, y 11 en cada una de las dos temporadas anteriores.

Brais Méndez es el último de la hornada de delanteros celestes que brilla con luz propia en LaLiga. Aupado por Juan Carlos Unzué al primer equipo, el reconocimiento no le llegó hasta que Coudet se hizo cargo del equipo. Con el Chacho al frente, los silbidos de un sector de la afición se transformaron en aplausos y el mosense alcanzó su mejor juego. Su mejor registro (9 goles) lo logró hace dos temporadas, pero nunca ha dejado de crecer en el campo. Imanol lo reclutó este verano por 15 millones (más 3 en variables) para la Real Sociedad, donde ha sacado a relucir u mejor versión.

Compartir el artículo

stats