Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol - Primera RFEF

El Celta B despierta su instinto asesino

Lautaro se reivindica y Javi Gómez se hace perdonar en un gran encuentro antes de recibir al Deportivo

Lautaro conduce el balón antel el Córdoba. Ricardo Grobas

Ceuta  1

Leandro; Alain García, Carrasco, Robin Lafarge (Lorenzo, min 79), David Alfonso; Juan Gutiérrez (Pablo, min 63), Ñito, Samu Casais (Luismi, min 79), Jota (Reina, min 63), Liberto (Aisar, min 63); Pito Camacho.

Celta B 3

Christian Joel; Carrique, Javi Domínguez, Barcia, Medrano; Iván López (Yoel Lago, min 62), Martín Calderón, Damián (San Bartolomé, min 58), Iker Losada (Hugo Álvarez, min 81); Miguel Rodríguez (Javi Gómez, min 46), Lautaro (Pablo Durán, min 81).

Goles: 0-1, min 44: Lautaro. 1-1, min 67: Ñito González, de penalti. 1-2, min 73: Lautaro. 1-3, min 88: Javi Gómez.

Árbitro: Camacho Garrote (colegio andaluz). Tarjetas amarillas a los locales Juan Gutiérrez (min 21), Aissa (min 67), Robin Lafarge (min 69) y Alain García; y a los visitantes Christian Joel (min 66) y Lautaro (min 68).

Incidencias: Loma de Margarita. Unos 450 espectadores.

Primera victoria de la temporada para el Celta B, que se llevó con justicia los tres puntos de Ceuta en el estreno local en casa, disputado en las pistas de atletismo de Loma de Margarita por las obras en el césped del Murube. Muy superior el equipo de Claudio Giráldez en el primer periodo, con gran juego y ocasiones al final saldado con la justicia del tanto de Lautaro, el héroe en la matinal ceutí. El segundo tiempo fue más igualado y los locales empataron en una llegada aislada con penalti de un inocente Christian Joel, que derribó a un Ñito mucho más avispado en un balón muerto en área chica. Se complicaba el panorama, pero ahí surgió de nuevo poderosa la calidad celeste y la pólvora de Lautaro, quien marcó con algo de fortuna en un momento decisivo. Con el cuadro caballa volcado, una contra la culminó Javi Gómez con el uno a tres, una diana importante para el extremo vigués tras su accidentado inicio de temporada.

Salió dominador el Celta B, con más posesión de pelota mientras el conjunto local estaba bien pertrechado en su zona de defensa y con un centro del campo muy poblado y batallador. Lautaro tuvo el primer aviso olívico, pero el juego se desarrollaba lejos de las áreas.

Hasta el minuto 22 no llegó el peligro al marco de Leandro Montagud en un buen centro de Carrique que no hallaría rematador. Poco después era Iker Losada el que disparaba alto en un partido que era un monólogo del conjunto de Giráldez, dueño del esférico y de la medular ante un Ceuta que recibía cierto runrún desde la grada.

Acoso continuo

Miguel Rodríguez probaba con un zurdazo raso que atrapaba bien Leandro, y al paso por la media hora el siete del Celta B tenía la más clara, en un buen pase en profundidad para un mano a mano ante el cancerbero caballa pero que le quedó en su pierna menos buena, la diestra. Su tiro raso lo despejó el meta a saque de esquina.

Acoso continuo del Celta B en esos minutos, con llegadas constantes, tres córners consecutivos y siempre el balón rondando las inmediaciones de la portería ceutí, con un disparo alto de Carrique o una buena llegada de Iker Losada que acababa despejando la defensa local por la línea de fondo.

Y en esa dinámica de agobio celeste, cosas del fútbol, lo que pudo llegar fue el 1-0 en una clarísima opción de los locales cuando Jota cimentó un contragolpe en solitario por todo el carril izquierdo, una espectacular acción personal culminada con un chut cruzado que superó a Christian Joel pero se estrelló en el poste. El rechace le cayó a Ñito, pero con todo a su favor disparó desviado. Un gran susto.

En el agobio final del Celta B sobre el marco caballa acabó llegando la justicia. Lautaro avisó con un peligroso disparo a los 42 minutos, y apenas un par más tarde ya no se conformó con el aviso. Recogió el ariete un esférico algo escorado, entró en el área con potencia y enchufó un disparo cruzado al palo largo que abría la lata en el momento más oportuno.

Más equilibrio

En la segunda parte el encuentro fue bastante más equilibrado. El Ceuta dio un paso adelante, el Celta B jugaba más tranquilo y hubo más bostezos y errores que fútbol en los primeros veinte minutos. Medrano estuvo muy oportuno para cortar un peligroso centro de Liberto en la primera llegada local.

Los de Chus Trujillo iban volcando el encuentro a su favor y después de un aviso del lateral David Alfonso con un zurdazo que se perdió alto, llegaba una buena jugada de ataque entre Pito Camacho y Pablo con chut final de éste que Christian Joel no pudo blocar. Anduvo más listo y vivo Ñito para tocar lo justito en el rechace antes de que la manopla del arquero le derribase. Penalti tonto pero penalti que el propio Ñito convertía.

Empate a uno en un momento complicado, pero ahí la calidad del Celta B impuso su ley si bien la suerte se alió con el filial olívico cuando una jugada de ataque la recogía en la frontal Lautaro de León y su disparo potente rozaba en el central Carrasco. El cuero cogió una parábola imposible para el arquero local y se coló por alto.

Se volcó el Ceuta y el Celta B pudo aprovecharlo en varias contras muy claras. Lautaro tuvo el hat trick a su alcance en un mano a mano, pero esta vez Leandro le ganó la partida limpiamente. Los locales apretaban y Aisar tuvo las tablas en un disparo alto, pero lo que acabó llegando fue la sentencia en un contragolpe que rubricó con sangre fría y calidad Javi Gómez, un gol importante para el futbolista tras su incidente en Barreiro –se marchó del campo ante la Sanse, enfadado por no jugar, antes del final y quedó fuera de la lista para Alcorcón–. El propio Javi Gómez la tuvo para el cuarto gol celeste en el penúltimo compás y también Hugo Álvarez ya en la última jugada del choque, pero no hizo falta. Seguridad y buen juego de un Celta B que por fin suma su primer triunfo en Liga.

Compartir el artículo

stats