Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Misma duda, diferente desenlace

A diferencia de lo sucedido hace semanas cuando rechazó la posibilidad de jugar en Arabia, Santi Mina transmite su intención de aceptar su salida al Al-Shabab | El jugador ultima el acuerdo con los saudíes

Santi Mina, en un entrenamiento en Mos. ADRIAN SANTAMARINA / RCCV

El Celta aguarda con una mezcla de expectación e impaciencia la decisión de Santi Mina. El delantero vigués medita con su círculo más próximo si acepta o no la propuesta del Al-Shabab de jugar en Arabia la próxima temporada. El conjunto saudí aprovechó la visita a Vigo para disputar el Memorial Quinocho para negociar con el Celta la posible cesión del atacante. Aunque sin ser nada definitivo, Mina ha manifestado en las últimas horas su decisión de irse a jugar la Liga Árabe en el equipo que entrena Vicente Moreno.

El acuerdo entre el Celta y el conjunto árabe es total. Los vigueses no pedían otra cosa que asumieran la totalidad de la ficha de Mina, una minucia para el dinero que pagan a algunos jugadores en esa Liga. Ever Banega, su posible compañero en el equipo, es de hecho uno de los futbolistas con mejor sueldo de todo el planeta. Por ahí no había ninguna clase de problema.

La cuestión era que Santi Mina tenía que dar el visto bueno a la operación. Hace semanas dijo que no a una propuesta similar porque insistía en su idea de no salir de España y quedarse a la espera de que se resolviese el recurso presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía contra su condena por abuso sexual. Su postura ha ido variando poco a poco. En los últimos días, aprovechando la visita del Al-Shabab a Vigo, el delantero ha mantenido diferentes contactos con los responsables del club saudí y con Vicente Moreno muy especialmente. Los árabes regresaron a su casa y Mina se quedó dando vueltas a la cabeza sobre si debe o no aceptar la propuesta.

En las últimas horas ha manifestado su intención de aceptarla, pero le falta cerrar definitivamente el acuerdo con el que sería su nuevo equipo. El Celta espera la decisión final. Lo hace con un punto de impaciencia porque la salida de Mina es una prioridad por una cuestión estética y también deportiva. El club vigués necesita ese dinero para terminar de armar su equipo y para liberar una importante masa salarial que le permitiría subir el nivel de los próximos refuerzos que quiere incorporar a la plantilla. Los indicios apuntan a que pronto Mina sellará su salida de Vigo. El Celta solo espera que la historia de hace unas semanas no se repita y efectivamente pueda cerrar este capítulo.

Compartir el artículo

stats