Unai Núñez, uno de los fichajes del Celta este verano, espera que en su etapa en el conjunto gallego le permita recuperar “el nivel” que le hizo debutar con la selección española absoluta en septiembre de 2019.

“Con mis características me voy a adaptar al estilo de juego del equipo. Mi objetivo es volver a encontrarme con el nivel que me hizo debutar con la selección española. Me considero una persona ambiciosa y tengo ganas de seguir aprendiendo”, declaró en rueda de prensa.

El exfutbolista del Athletic Club restó importancia a los pocos minutos que tuvo el curso pasado a las órdenes de Marcelino García Toral porque “de todo se aprende”, y agradeció la “confianza” que le transmitió el técnico celeste Eduardo “Chacho” Coudet.

“Pide lo mismo que todos los entrenadores, mucho trabajo y sacrificio, y en el aspecto deportivo me pide que saque el balón jugado, que tengamos paciencia y en los movimientos defensivos que nos coordinemos mucho con el pivote. Las ideas de Coudet me gustan”, comentó.

El defensa central admitió en la rueda de prensa de ayer que sirvió como su presentación que el estilo de juego del Celta es “diferente” al del Athletic, por eso espera adaptarse “lo más rápido posible” a la exigencia del técnico argentino: “Es normal que cueste un poco al principio. Si tienes ganas y demuestras el nivel y el potencial que tienes, te adaptas rápidamente. Vamos por ese camino”.

Unai Núñez eludió marcar Europa como objetivo del Celta, “vamos a ir partido a partido”, y reiteró que lo más importante es coger “ritmo de competición” para llegar en las mejores condiciones al inicio liguero ante el Espanyol.

Carreira, cedido al Villarreal B

Celta y Villarreal llegaron “a un principio de acuerdo” para que el internacional sub21 Sergio Carreira juegue, en calidad de cedido, en el filial del conjunto castellonense la temporada 2022-23. El lateral derecho no entra en los planes del técnico celeste Eduardo ‘Chacho’ Coudet, que cuenta en esa posición con el capitán Hugo Mallo y Kevin Vázquez. Por ello, la dirección deportiva aceptó la petición del jugador de volver a salir cedido a un equipo de Segunda División, después de que el curso pasado brillase con el CD Mirandés, con el que disputó 38 partidos en la categoría de plata del fútbol español. El Villarreal se guarda una opción de compra de 10 millones sobre los derechos federativos del jugador al finalizar el campeonato 2022-23, en el que su filial volverá a competir en Segunda.