Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mayor remodelación de LaLiga

El Celta es el equipo de Primera que más titulares va a reemplazar en el mercado estival - Luis Campos busca talento foráneo para suplir la esencia canterana que se diluirá con la marcha de Brais, Denis y Mina

20220705 Prensa Adrian Santamarina

El Celta ha iniciado la pretemporada con una ingente tarea pendiente. El equipo vigués ha concretado dos importantes ventas (Araújo y muy pronto Brais) y cerrado el fichaje del sueco Williot Swedberg, pero tiene pendientes entre ocho y diez contrataciones y debe resolver el espinoso problema de liberar los prohibitivos salarios de Denis Suárez y Santi Mina, dos canteranos titulares en estos últimos años que, por razones extradeportivas, al club celeste le es perentorio quitarse de encima.

No es el Celta el club que lleva más retraso en los fichajes de LaLiga. Otros equipos de su pelaje, como el Elche o el Getafe, apenas han formalizado una o dos contrataciones y presentan también bajas significativas, pero ningún otro equipo del campeonato español (incluidos los recién ascendidos Almería, Valladolid y Girona) va a perder el próximo curso tantos titulares como el conjunto vigués.

La mayoría de los 20 equipos de Primera División mantiene inalterada su columna vertebral. Al contrario de lo que ocurre en el Celta, su equipo tipo no sufrirá grandes variaciones con respecto al pasado curso. La mayoría de sus titulares siguen por ahora en nómina. El que más se acerca es el Getafe, equipo con el que compite el cuadro celeste en este mercado. El conjunto azulón presenta numerosas bajas de cedidos, pero ha incorporado ya a dos fichajes contrastados (Portu y Jaime Seoane) y solo tendrá que reemplazar a tres de sus titulares: Olivera, Óscar Rodríguez y Borja Mayoral.

El Celta va a necesitar reemplazar a cinco titulares (Dituro, Araújo, Brais, Denis y Mina), casi la mitad de su once, y debe doblar posiciones prácticamente en todas las líneas para cumplir el objetivo de Coudet de ampliar el número de futbolistas que pueden entrar en la rotación sin que el rendimiento del equipo se vea severamente resentido. Solo el lateral derecho (con Mallo y Kevin, además de Carreira) y el pivote (con Beltrán y Tapia) están actualmente cubiertos.

El Celta necesita fichar un portero, un central, un jugador de banda derecha y al menos un delantero para ser titulares y otros cuatro fichajes de perfil algo más bajo para completar la retaguardia, pero sobre todo la delantera, donde Iago Aspas ha perdido a casi todos sus socios con la inminente venta de Brais, las próximas salidas de Denis y Mina y las extinciones de los contratos de Nolito y Galhardo. De los atacantes del pasado curso, solo Cervi se mantiene en la ecuación, mientras que para reemplazar a Denis Eduardo Coudet cuenta con Swedberg y Gabri Veiga, dos futbolistas de notable talento, pero todavía en proceso de formación, cuyo rendimiento en LaLiga presenta demasiados interrogantes.

La profunda renovación del plantel que el Celta ha encomendado a Luis Campos no es solo numérica. Camino de su centenario, el equipo celeste acomete también una reformulación identitaria con la pérdida de buena parte de la esencia canterana que lo ha distinguido en las últimas temporadas.

El fracaso de la Operación Retorno que ha llevado a sacar por la puerta trasera a Denis y Mina y la dolorosa marcha de Brais, el hombre llamado a recoger el estandarte de Aspas y Mallo, han restado al equipo talento propio. El Celta confía en la intuición, el conocimiento y los contactos de Luis Campos para encontrarlo lejos de Vigo.

Aspas y Mallo portarán el emblema de la casa respaldados por canteranos de perfil más bajo, como Rubén Blanco (cuya continuidad tampoco es segura) o Kevin, a la espera de que nuevos valores como Gabri Veiga, Carlos Domínguez, Carreira o Miguel Rodríguez tomen el relevo.

Gaizka Campos firmará por el Zaragoza

Gaizka Campos no ha tardado en encontrar destino tras rescindir su contrato con el Celta. El guardameta vasco, que el pasado domingo se despedía de la afición celeste con una emotiva misiva en las redes sociales, jugará el próximo curso en Segunda División, concretamente en el Zaragoza, un club histórico con el que Campos se comprometerá por las dos próximas campañas, con opción a una tercera. Designado por la afición celeste como el mejor del filial la pasada temporada, Campos tendrá la oportunidad de jugar el próximo curso en Segunda División. El Celta debía pasarle esta temporada al primer equipo o rescindir su contrato y se inclinó por la segunda opción. El jugador sentía que su etapa en el filial estaba agotada y el Zaragoza le ofrece la posibilidad de dar un impulso a su carrera.

Compartir el artículo

stats