Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Brais cierra el capítulo de superventas

El Celta no contempla desprenderse de ningún otro titular a menos que llegue una oferta “increíble” | Solo considera vender o ceder a jugadores de la segunda unidad

Brais Méndez se dispone a rematar un balón durante la última visita de la Real Sociedad a Balaídos. // Ricardo Grobas

El inminente traspaso de Brais Méndez a la Real Sociedad por 15 millones de euros cerrará el capítulo de grandes ventas en este mercado. El Celta no contempla desprenderse de ningún otro futbolistas titular a menos que algún club le ponga sobre la mesa una propuesta “increíble”. El canterano se desplazará hoy a San Sebastián para pasar reconocimiento médico y estampar su firma en el contrato que lo vinculará al conjunto txuri-urdin hasta 2028.

Con el traspaso del atacante canterano, que podría llegar hasta los 18 millones con variables, y los 4 millones obtenidos por la venta de Néstor Araújo al Club América mexicano el Celta tiene margen de maniobra para acometer la amplia renovación del plantel encomendada a Luis Campos sin tener que vender a ningún otro futbolista importante. Fran Beltrán, Javi Galán, Renato Tapia o Joseph Aidoo seguirán en nómina el próximo curso, salvo que llegue a la Calle del Príncipe una oferta imposible de rechazar. El Celta sí contempla (y trabaja) en concretar la venta de algún futbolista de la segunda unidad que no entre en los planes de Coudet, que podría salir a préstamo si no se concreta alguna propuesta de compra en firme. Este es el caso de Orbelín Pineda, que ha rechazado la oferta de Chivas para regresar al fútbol mexicano y podría salir cedido si el club celeste no logra venderlo en este mercado.

La secretaría técnica celeste busca igualmente destino a otros jóvenes jugadores con contrato en vigor que no entran en los planes de Coudet, pero que necesitan minutos para no ver interrumpida su progresión, como Sergio Carreira, Iván Villar o Miguel Baeza.

El otro frente de batalla que el club tiene abierto es el de la reducción salarial, un capítulo que no estará cerrado hasta que se concrete la marcha de Denis Suárez y Santi Mina. El Celta necesita liberarse de ambos salarios para cuadrar los números, pero las ventas de Araújo y Brais, así como la rescisión de contrato de Okay, le conceden ya un importante margen de maniobra para abordar nuevas contrataciones. No obstante, las salidas del centrocampista salcedense, por quien el Celta espera obtener algo de liquidez, y la rescisión contractual del delantero vigués siguen siendo prioritarias.

Pero el Celta necesita sobre todo concretar fichajes con urgencia. Se aguardan sobre ocho o nueve contrataciones en función de las bajas que puedan producirse: un portero, un par de defensas centrales, un lateral izquierdo, uno o dos jugadores de banda derecha, un volante izquierdo y dos o tres delanteros de diferente perfil que complementen a Iago Aspas.

El tercer traspaso más alto de la historia del club

De los futbolistas con buen cartel de mercado, Brais era el que el Celta prefería retener, pero la gran oferta que la Real Sociedad ha puesto sobre la mesa ha vencido la resistencia del club por conservar al canterano, cuya venta le permitirá obtener financiación para impulsar la profunda remodelación del plantel que el club tiene en marcha. El traspaso de Brais Méndez es el tercero más alto de la historia del club y el más elevado que el Celta ha obtenido hasta la fecha por un futbolista de la cantera. El escalafón de ventas lo encabeza Máxi Gómez, cuyo traspaso al Valencia se cifró en 30 millones (aunque la mitad de lo obtenido se destinó a recomprar a Santi Mina). Tras el uruguayo, se sitúa Nolito, vendido al Manchester City por 18 millones. El tercer puesto lo comparten Claude Makelele y Brais, aunque el canterano podría igualar a Nolito si se cumplen todas las variables pactadas.

El club acelerará para fichar antes de la gira americana

El Celta inicia la pretemporada con el capítulo de salidas muchos más avanzado que el de llegadas. El equipo ha dado la baja a ocho futbolistas de su último plantel y ha realizado dos ventas importantes, pero de momento solo ha sido capaz de concretar el fichaje del centrocampista sueco Williot Swedberg. Coudet inicia la puesta a punto del equipo bajo mínimos y necesita incorporar con urgencia efectivos que vayan a tener peso específico en el equipo de la temporada venidera. Luis Campos, el arquitecto al que el Celta ha encomendado la renovación del plantel, pretende dar esta semana un impulso a las diversas operaciones que tiene en marcha. La idea del club es poder incorporar al menos a dos o tres jugadores a la gira que el equipo celeste iniciará por México y Estados Unidos a partir de la próxima semana.

Compartir el artículo

stats