Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un mercado aletargado

Los clubes de la Liga española han movido poco más del 10% de los 1.208 millones que han invertido las cinco grandes ligas | El de Swedberg es el quinto traspaso más importante que se ha hecho por ahora en España

Swedberg posa con la camiseta del Celta el día de la firma de su contrato. RCCELTA

El mercado español permanece aletargado a una semana de que casi todos los equipos de la máxima categoría inicien sus pretemporadas. En la mayoría de vestuarios se reencontrarán los mismos futbolistas que se despidieron hace algo más de un mes para iniciar sus vacaciones. Salvo la legión de cedidos que regresan tras un año destinados en otros clubes, la Liga española apenas ha puesto en marcha su maquinaria y casi todos los equipos están centrados en dar salida a futbolistas ya sea por el excedente en su vestuario o por cuadrar las cuentas antes de que se cierre el ejercicio el 30 de junio. Una decisión clave para muchos de ellos porque eso va a condicionar los límites que le establecerá la Liga de Fútbol Profesional a través del control financiero.

Las cinco grandes ligas europeas han movido en el último mes 1.208 millones de euros. De ellos, la Liga española apenas es responsable de poco más del 10%. Los clubes de Primera han invertido en mejorar sus plantillas únicamente 141 millones de euros. El dato es especialmente estremecedor si tenemos en cuenta que esa cifra ha crecido gracias a que el Real Madrid ha pagado al Mónaco 80 millones de euros por Tchouameni. Gracias a ese desembolso, LaLiga no ocupa la última plaza en este peculiar duelo entre las cinco grandes ligas. El puesto de colista es para los clubes de la Ligue 1 de Francia, que apenas han gastado 110,15 millones de euros entre otras razones porque el PSG está sorprendentemente tranquilo una vez conseguida la renovación de Mbappé.

La clasificación una vez más la lidera la Premier League que es responsable de casi el 40% del dinero que se ha movido hasta el momento. 448 millones de euros han invertido sus clubes. Y en segunda posición se consolida la Serie A italiana con 284 millones, demostrando que de un tiempo a esta parte su campeonato está ganando músculo tanto deportiva como financieramente.

Al margen de Tchouameni los clubes españoles no han abordado apenas grandes contrataciones hasta el punto de que desde que finalizó la pasada temporada el fichaje de Swedberg por el Celta es el quinto mayor desembolso de la Liga hasta el momento solo superado por Tchouameni (80 millones), Ali Cho (por quien la Real Sociedad pagó 12 millones al Angers), William José (el Betis pagó los diez millones de euros que figuraban en la opción de compra firmada por la Real) y Samuel Lino (el extremo brasileño por quien el Atlético de Madrid ha pagado 6.5 millones al Gil Vicente portugués). Despues ya aparecerían los cinco millones que el Celta ha comprometido con el Hammarby por el atacante sueco.

La contención vuelve a ser la tónica dominante de unos clubes que esperan a cerrar el ejercicio contable para saber a qué atenerse en el propio y poner en marcha muchas de esas operaciones. Esa necesidad no existe en el caso de los que ya se han movido en el mercado que saben que tienen margen. Es el caso del Celta que afrontó una compra importante para los niveles en los que se suele mover y que aún por encima ha visto reforzada su posición con la reciente venta de Araújo, al que pronto podría añadirse algún otro futbolista. Eso le coloca en una situación más cómoda en relación a muchos de sus rivales directos aunque con el hándicap de que a diferencia de muchos de estos equipos la remodelación que debe hacer en su vestuario es mayor que en la mayoría.

Si exceptuamos aquellos clubes que se han limitado a quedarse con futbolistas que tenían en calidad de cedidos, en España aún no han invertido ni un euro el Barcelona, el Athletic de Bilbao, el Girona, el Getafe (aunque ha conseguido la cesión de Portu), el Rayo, el Mallorca, el Sevilla, el Espanyol (Oliván llega con la carta de libertad), el Osasuna (Peña llega libre), el Valencia y el Villarreal (Morales también llega con la carta de libertad bajo el brazo).

Con los efectos de la pandemia aún agitando los clubes tampoco parece que el 15% de CVC que se puede destinar a jugadores vaya a suponer un gran cambio en el clima de contención que se vive en la Liga española en estos momentos. A partir del 30 de junio el paisaje cambiará para algunos, pero veremos hasta qué punto.

Compartir el artículo

stats