Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La gran prueba del Celta

La entidad presenta esta semana una campaña de abonados con la que quiere recuperar los miles de aficionados perdidos en la pandemia | El club financiará el abono, promete mejorar la atención al socio y premiará la asistencia al campo

Una imagen de la grada de Balaídos durante las restricciones de público por el COVID-19. // MARTA G. BREA

El Celta presenta esta semana su campaña de abonados “más ilusionante y ambiciosa” de los últimos años. Camino de su centenario, el equipo celeste se propone recuperar la masa social que tenía antes de que la pandemia vaciase los estadios de público y el club perdiese miles de aficionados que no ha vuelto a recuperar. La entidad que preside Carlos Mouriño lleva tiempo trabajando en esta campaña, cuyo responsable es Raúl Rivas, contratado para recomponer las deterioradas relaciones entre el club y un sector del celtismo, quien en los últimos meses ha celebrado múltiples reuniones con aficionados para conocer sus problemas y tratar de darles solución.

El club ha avanzado algunas de las medidas que se implementarán en esta campaña. La más importante es la posibilidad de volver a financiar el abono. La financiación correrá directamente a cargo del club después de que Abanca renunciase a hacerlo la pasada temporada, restando otro buen pellizco de aficionados a la masa social celeste. Los detalles se conocerán en los próximos días.

El Celta promoverá igualmente medidas para mejorar la asistencia de espectadores a Balaídos, donde la caída de público ha sido significativa la pasada temporada, en la que la asistencia media al campo fue de 11.000 espectadores. La entidad que preside Carlos Mouriño ha detectado que un buen número de abonados no asisten a los partidos y para tratar de solventar este problema pondrá en marcha un programa denominado Xuntos, que otorgará puntos que darán derecho a premios por asistir a los partidos.

El equipo celeste habilitará también una Oficina de Atención al Abonado, más rápida y accesible, para resolver los problemas y quejas que le planteen los socios. La lentitud y deficiencias en la atención al abonado han sido motivo habitual de queja en los últimos años.

La cuarta pata de la nueva campaña se refiere a los precios. El Celta ha anunciado que mantendrá los precios y condiciones especiales de los últimos años, lo que hace pensar que no habrá un incremento en el coste del abono respecto a la anterior temporada.

El Celta no ha avanzado si va a incluir en la presente campaña otras medidas que le reclamaban los aficionados, como la recuperación del descuento por accionista.

Compartir el artículo

stats