Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Celta, bajo la ley del dinero

El equipo vigués, undécimo presupuesto de Primera División, es uno de los seis equipos de la categoría que ha finalizado en la posición que le correspondería en función de la inversión realizada en la plantilla

Alineación del Celta en el último partido de Liga en Balaídos. Ricardo Grobas

Hay reglas no escritas en el mundo del fútbol que permanecen en el tiempo. Más allá de las temporadas que los equipos firman por encima o debajo de sus previsiones anuales, la clasificación sigue condicionada de forma decisiva por el presupuesto y la inversión que cada equipo hace en su plantilla. Cuesta revolverse contra esa máxima en Primera División, categoría donde el peso del dinero es inmenso hasta el punto de que el futuro de cada uno ya esyá escrito en una tabla de excel.

Esta temporada ha seguido la tónica general aunque es verdad que se han producido más movimientos que en anteriores ejercicios. El Celta se ha quedado exactamente donde le correspondería en caso de que la clasificación se hubiese hecho en agosto en función del dinero que cada uno ponía en la mesa.El equipo vigués presentaba este año el undécimo presupuesto más alto y finalizó exactamente en esa posición. Aunque coqueteó con escalar alguna posición en la última jornada finalmente recaló en el sitio que le atribuía su apuesta financiera.

SIMÓN ESPINOSA | Pinche en en la imagen para ampliar

No fue el único. Esa situación se repitió con el Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Sevilla y Getafe. Ocho equipos sí consiguieron voltear esa clasificación y lograr alguna mejora a final de temporada. El Betis y Villarreal estuvieron un puesto por encima de “su sitio”; el Mallorca mejoró dos posiciones; el Cádiz y la Real Sociedad, tres; el Osasuna, cuatro y el Rayo Vallecano, cinco. En este apartado el mejor equipo de Primera ha sido el Elche que arrancó con el decimo noveno presupuesto más bajo y finalizó en el puesto trece con lo que movió seis posiciones en positivo su teórico sitio en la máxima categoría de Primera División.

En el apartado negativo están el Athletic de Bilbao (séptimo presupuesto y octava posición final en la clasificación) y luego hay cinco equipos que se dieron un serio costalazo siguiendo este criterio y que pone de manifiesto lo lejos que han estado de donde les corresponde. Cuatro posiciones perdieron Valencia (quinto presupuesto y novena posición final gracias al triunfo ante el Celta en la última jornada ya que el bofetón podía haber sido más grande), Espanyol (décimo presupuesto, decimo cuarta posición) y Alavés que con el decimosexto presupuesto finalizó en el último lugar de la clasificación. Coronan las desgracias de la temporada el Granada (partía con el duodécimo presupuesto más alto y finalizó descendido en el antepenúltimo lugar) y el Levante (decimotercero en el aspecto económico y penúltimo en las notas de fin de curso).

Aunque esta temporada sí se han producido más alteraciones importantes en los equipos que pelean por la permanencia, la campaña que acaba de finalizar va en la misma tónica de los últimos años. En diez años solo el treinta por ciento de los equipos en ese tiempo se han movido más de tres posiciones (arriba o abajo) en comparación con el presupuesto del que disponían esa temporada. Parece complicado crecer en la tabla si no lo hace el presupuesto.

Compartir el artículo

stats