El último partido de Liga en Mestalla fue el de la despedida de un buen número de jugadores del actual plantel que no van a seguir en la nómina del Celta la próxima temporada. El club no va a prorrogar la cesión de ninguno de los futbolistas que han jugado la última temporada a préstamo, prevé la venta de un par de futbolistas importantes y planea rescindir algún contrato. Por distintos motivos, tampoco van a continuar Denis Suárez y Santi Mina, dos de las piezas sobre las que el club había planificado su futuro, ni Nolito, que se despidió de la afición frente al Elche y disputó el sábado en Valencia su último partido como celeste.

Tras el encuentro de Mestalla, Coudet desveló que muchos jugadores jugaron este último partido de Liga sabiendo que no van a continuar. Uno de ellos, el portero Matías Dituro, quien aprovechó las redes sociales para despedirse oficialmente del conjunto vigués. “Hoy ha sido mi último partido. Fue un honor vestir la camiseta del Celta esta temporada. Le doy principalmente gracias a mi familia, a mi mujer y a mis hijos, que estuvieron a mi lado en cada momento apoyándome y acompañándome siempre, haciendo un esfuerzo enorme”, escribió en su cuenta de Instagram el guardameta argentino, que extendió sus agradecimiento a sus compañeros, la afición, el cuerpo técnico y el personal del club.

Además de las salidas de Dituro, Nolito, Denis y Santi Mina no se van a ejecutar las opciones de compra que el Celta tiene sobre Thiago Galhardo y Jeison Murillo, cuyas cesiones tampoco se van a prorrogar, y se negociará la rescisión del contrato de Augusto Solari. A estas siete salidas, hay que las dos ventas de jugadores importantes que el club pondrá en el mercado este verano para financiar los fichajes con que armar su próximo proyecto.