Día de despedidas en el Celta, que ya está de vacaciones tras concluir la temporada el pasado sábado en Mestalla. Si tras el encuentro frente a Valencia Dituro se despedía del club en las redes sociales, hoy es Jeison Murillo el que dice adiós a la afición celeste después de dos temporadas y media encadenando cesiones.

“Fin de la temporada. Quiero agradecer a Dios por todo, al Celta por la oportunidad, a mis compañeros, al cuerpo técnico, trabajadores del club y afición por el apoyo incondicional y por luchar siempre juntos. Fue un defender este escudo. ¡Hala Celta!”, escribía el defensa colombiano en su cuenta de Instagram. Murillo regresará al Sampdoria para cumplir el año de contrato que le resta con el club genovés.